ALTEA.- El ayuntamiento presenta a la Dirección General de Sostenibilidad un avance del Plan Estratégico de la II Fase del Frente Litoral

El alcalde de Altea, Jaume Llinares, junto con la concejala de Urbanismo, Imma Orozco y el concejal de Infraestructuras, Roque Ferrer, han mantenido una reunión en Madrid con la directora general de Sostenibilidad de la Costa y del Mar, Raquel Orts, a la que han presentado un avance del Plan Estratégico de la Segunda Fase del Frente Litoral elaborado por el Ayuntamiento de Altea.

Como ha explicado el alcalde, ”este plan responde al compromiso que habíamos adquirido con el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente de desarrollar un proyecto para la parte terrestre de la segunda fase del frente litoral, concretamente la zona del paseo”. Desde el Ministerio se encargarán de diseñar el proyecto correspondiente a la rehabilitación de la zona marítima, la correspondiente a la playa. Esta misma semana se presentará también el proyecto a la Dirección de Costas en Alicante y en pocos días se hará público, como ha confirmado el alcalde.

Este Plan Estratégico realiza un exhausto estudio de la primera línea de Altea, ”el documento huye de parches o proyectos aislados, el objetivo es que sea un plan integral y global que se irá concretando en proyectos en cada una de las fases”, señalaba Llinares. Entre las novedades, destaca la propuesta de una nueva ubicación de la actual zona de aparcamientos de vehículos, situada actualmente junto a la playa del Espigó. Un cambio que también solicitaba la delegación de Costas. Además, este cambio de ubicación permitiría dar continuidad a la playa del Espigó, como es voluntad del Ayuntamiento, por eso se trasladará el aparcamiento de vehículos a la zona ”entre la entrada del Puerto y la calle Toix, un espacio recto y ancho, que acogería un aparcamiento de una única planta, con una capacidad aproximada de 270 plazas, y que facilitaría la ampliación y la mejora de todo el tramo del Paseo que iría desde la calle Toix, que es donde empieza a estrecharse, hasta la zona de los quatre cantons”, detallaba el alcalde.

Este es uno de los proyectos prioritarios de la agenda del equipo de gobierno que facilitará las comunicaciones entre el puerto y la playa de Sant Pere, pasando por las playas de la Roda y la playa del Espigó. Además, la memoria explicativa del mismo aborda las necesidades del pueblo para no sufrir la regresión de la playa y evitar también la embestida de los temporales. ”Esta obra supondrá uno de los cambios más destacados que disfrutará el pueblo de Altea en sus últimos 50 años. Ya hemos visto el cambio que ha supuesto la imagen de la primera fase del proyecto y defenderemos la realización de la segunda parte de estas obras para recuperar el frente litoral alteano desde el río hasta el Puerto”, defendía el alcalde.

Jaume Llinares se mostraba satisfecho por los compromisos adquiridos con el gobierno central sobre ”la continuación de una segunda fase de la rehabilitación de la fachada litoral de Altea”. ”Confiamos con lo que se nos transmitió, teniendo en cuenta la dificultad que un proyecto de estas características conlleva, de presupuestos y de tramitaciones, pero que llevaremos a buen puerto, porque Altea lo necesita. Si conseguimos las inversiones en esta legislatura será una éxito de todos los alteanos y alteanas”.
Esta segunda fase de intervención en la fachada litoral necesitará de una nueva licitación, tanto para la redacción del proyecto, que se espera adjudicar a lo largo del año, como de la obra. La intención de las dos partes, Ayuntamiento y Ministerio, sería poder adjudicar la obra en el año 2018.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario