ALTEA.- El Plan de Participación Ciudadana para la revisión del PGOU ha reunido esta semana a vecinos de Foieta, La Mar, Sant Pere y la Cuesta de las Narices

En el salón de actos del CEAM tuvo lugar una nueva reunión del Plan de Participación Ciudadana para debatir la revisión del Plan General de Ordenación Urbana. A la reunión asistieron más de cien personas, la mayoría de ellas vecinas de la partida de Foieta, de la calle La Mar y de la Cuesta de las Narices, además de concejales de la corporación, técnicos municipales, así como el alcalde de la localidad, Jaume Llinares.

La edil de Urbanismo, Imma Orozco, valoró muy positivamente la reunión, “una vez más, remarcaba Orozco, la asistencia ha sido notable”. Según Orozco, “es una zona, sobre todo la de la calle La Mar muy sensible ”, ya que, como explicó, “parte de la calle La Mar está afectado por la figura de protección del casco histórico tradicional, también afectada por el catálogo de bienes patrimoniales que tenemos en tramitación, por eso hubo mucho debate sobre estas cuestiones que afectan al vecindario de la zona”.

Sobre este Plan General, Orozco señalaba que “hemos heredado este documento, y nosotros no queremos cerrarlo unilateralmente, sino que lo que queremos es, precisamente, lo que sucedió ayer, que la gente participe, aparte de las alegaciones que se puedan hacer, abriendo nuevos caminos de consenso y de colaboración para intentar dibujar, entre todos, la Altea que queremos y necesitamos”.

La edil añadía que “hay mucha gente que no había participado hasta ahora, que no había presentado alegaciones, por lo que no está de más abrir estos procesos de participación”.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario