ALTEA.- El pleno aprueba la constitución de la Comisión de Evaluación Ambiental y Territorial Estratégica y su reglamento de funcionamiento

La corporación municipal del Ayuntamiento de Altea ha celebrado el último pleno ordinario del año que tuvo lugar ayer por la tarde en el Salón de Actos del Centro Social de Altea.

De la actividad resolutoria se han aprobado los puntos previstos en la misma. Por una parte, la constitución de la Comisión de Evaluación Ambiental y Territorial Estratégica y su reglamento de funcionamiento, con los votos a favor de los grupos del equipo de gobierno, Compromís, PSPV-PSOE y Altea amb Trellat, y CIPAL y en contra del PP.

La Comisión de Evaluación Ambiental es el órgano que, de acuerdo con la LOTUP (Ley de Ordenación del Territorio, Urbanismo y Paisaje), debe velar por que los criterios de sostenibilidad y protección medioambiental estén presentes en la elaboración y tramitación de planes o programas.

Sobre este punto del pleno, Imma Orozco, concejala de Urbanismo, explicó que ”en la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos de 2016, la Generalitat Valenciana contempla la posibilidad de que los ayuntamientos puedan devenir órgano ambiental y territorial en su ámbito de planeamiento, lo que, obviamente, implica una agilización en la tramitación al gestionarse directamente por el Ayuntamiento y no tener que pasar por Conselleria, que estaba colapsada por las peticiones de modificaciones del planeamiento de los ayuntamientos”.

Los supuestos en los que se podrá actuar desde la administración local son:

1. En los instrumentos de planeamiento urbanístico que afecten única y exclusivamente a la ordenación pormenorizada del suelo urbano definida en la presente ley.
2. En los instrumentos de planeamiento urbanístico que, en el desarrollo de planeamiento evaluado ambientalmente, afecten única y exclusivamente a la ordenación pormenorizada del suelo urbanizable definida en la presente ley.
3. En los instrumentos de planeamiento urbanístico que afecten única y exclusivamente a la ordenación estructural del suelo urbano que cuente con los servicios urbanísticos efectivamente implantados, sin modificar el uso dominante de la zona establecida en la ordenación estructural.

”Es necesario, por tanto, que nos adaptemos a las exigencias legales que lo que conseguirán, además, es agilizar la tramitación y acortar plazos en aquellas cuestiones que no tengan un impacto ambiental importante”, defendía Orozco.

Existían varias opciones para la composición de la Comisión y hemos optado por elegir un modelo más participativo, donde, además de las concejalas y concejales de Urbanismo, Medio Ambiente, Infraestructuras y Cultura, también estén representados los grupos de la corporación que no están en el gobierno, explicaba la concejala. En este sentido, Orozco considera ”inexplicable el voto en contra del PP en la constitución de una comisión que da cabida a todos los partidos de la oposición, cuando hubiéramos podido optar por un modelo mucho menos participativo y que se enteraran sólo a través de la junta de gobierno de las resoluciones de la comisión”.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que este es un órgano técnico, que analizará desde ese punto de vista los expedientes de evaluación ambiental y territorial y emitirá los correspondientes informes ambientales y territoriales estratégicos en el procedimiento de evaluación ambiental estratégica simplificada a que deben someterse los planes y programas, indicaba la concejala.

El personal técnico será de las áreas de Urbanismo, Medio Ambiente, Infraestructuras y Cultura. Además, se dará también cuenta de estos expedientes a través de la página web.

Por otra parte, el pleno ha dado su mayoría, con los votos a favor de los grupos que forman el equipo de gobierno, Compromís, PSPV-PSOE y Altea amb Trellat, y también el voto favorable de PP y CIPAL, a la ampliación de la delegación a SUMA de las sanciones de la ordenanza municipal reguladora de la tenencia y protección de animales de compañía que el Ayuntamiento de Altea tiene atribuidas en esta materia de gestión y recaudación de sanciones por el incumplimiento de deberes, prohibiciones o limitaciones contenidas en la correspondiente ordenanza.

Vicent Ripoll, edil de Seguridad Ciudadana, ha informado que esta medida sobre expedientes sancionadores por incumplimientos de la ordenanza vendrá acompañada de una campaña informativa dirigida a la ciudadanía sobre la ordenanza. Además, en una segunda fase de la campaña, ha anunciado el edil, se pondrán a disposición de la ciudadanía bolsas expendedoras para la recogida de excrementos.

Finalmente, en la actividad de control, el pleno ha dado cuenta del requerimiento efectuado por la Sindicatura de Comptes de la Comunitat Valenciana respecto de la finalización del plazo para la presentación de la Cuenta General de la Diputación Provincial de Alicante, relativa al ejercicio 2015.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario