ALTEA.- La Marcha Mundial por el Clima reúne en Altea a más de 100 participantes

Más de 3.000 manifestaciones se llevaron a cabo ayer domingo, 29 de noviembre, por todo el mundo en defensa del clima. Gestos ciudadanos para pedir a nuestros dirigentes, que se están reuniendo estos días en la Cumbre por el Clima en París, un cambio real en el modelo energético. Las reivindicaciones ciudadanas giran en torno a que se hagan propuestas vinculantes para los estados, que no se hable en abstracto y que se tomen las medidas oportunas para que el 100% de la energía que consumimos sea 100% renovable, la movilidad sostenible, y se trabaje por la soberanía alimentaria.

En Altea, más de 100 personas participaron en esta marcha organizada por la concejalía de Medio Ambiente, con Beatriu Nomdedeu a la cabeza, que estuvo acompañada por Anna Alvado, concejala de Turismo y Comercio. Con sonrisas y mucha ilusión, la marcha fue un éxito de convocatoria a la que se sumó gente que vino de municipios vecinos como Denia, Calpe, Villajoyosa, Alfaz del Pí y Benidorm, entre otros. ”Gente concienciada y consciente de la importancia histórica del momento, de la proximidad del punto de no retorno, a partir del cual, cualquier política o acción, ya no producirá ningún impacto porque el daño que le hemos provocado a nuestro planeta ya no será reversible”, en palabras de la concejala de Medio Ambiente.

El evento se abrió con una chocolatada en la plaza del Ayuntamiento de Altea y desde allí arrancó la marcha que se abría paso con niñas y niños de Altea con una pancarta que pedía un mundo limpio para su futuro.

En el Paseo del Mediterráneo se hizo una parada donde gente participante leyó textos relacionados con el cambio climático; y en la plaza de Europa se hizo una fotografía de grupo para colgarla en la plataforma avaaz.org, una de las principales promotoras de todos los actos a nivel global y gracias a la cual hoy los vídeos grabados por todo el mundo serán proyectados en la Cumbre para que los dirigentes los vean.

La banda de músicos de Altea cerraba la marcha coloreada por globos en forma de corazones verdes, imagen y logotipo elegido para todas las manifestaciones en todo el mundo.

Para finalizar el acto, las personas concienciadas por el clima, también mostraron su apoyo a los actos organizados en el Polideportivo de Altea para la convivencia deportiva de la discapacidad.

La concejala de Medio Ambiente, Beatriu Nomdedeu, concluía recordando las famosas palabras ”cada una y uno de nosotros puede hacer la diferencia cuando decidimos en qué gastamos nuestro dinero. No despreciemos su poder. Consideremos este proverbio africano: si crees que eres demasiado pequeño para hacer la diferencia, intenta dormir en una habitación con un mosquito”.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario