ALTEA.- Reunión de trabajo con Costas para solicitar inversiones y mejoras en la costa y puertos del municipio

El alcalde de Altea, Jaume Llinares, junto a la concejala de Urbanismo, Imma Orozco; el concejal de Infraestructuras, Roque Ferrer; la concejala de Agricultura y adjunta de Urbanismo, Bea Nomdedeu y la concejala de Turismo, Anna Alvado han mantenido una reunión de trabajo con el subdirector general de Costas, Ignacio Gil y con el Jefe de Servicios de Explotación de Puertos, Julio Marín. ”Un encuentro, como explicaba el alcalde de Altea, que teníamos previsto para afrontar los problemas que tenemos sobre la mesa en nuestra costa y en los puertos”.

Se trataron diversos temas de gran importancia para Altea, como por ejemplo la regeneración de la zona de la paralización de las obras de ampliación del puerto de Campomanes. Jaume Llinares explicaba, que ‘’desde Conselleria, que es quien tiene la última palabra, se nos han explicado las diferentes posibilidades que se abren para tener en cuenta nuestra opinión. La idea del Ayuntamiento se basa en la regeneración de la plataforma existente como espacio natural integrado en la playa”. ”Sobre todo insistimos, destacaba el alcalde, en que la voluntad de este equipo de gobierno es que no queremos una actuación urbanística en esa zona”.

La continuación de las obras del frente litoral, que ahora están en una primera fase, fue también uno de los temas tratados. ”Una cuestión, insistió el alcalde, que hay que trasladar a todas las administraciones para que entiendan la necesidad de esta infraestructura para nuestro pueblo”. ”El subdirector general de Costas de la Generalitat, indicaba Jaume Llinares, nos ha manifestado su compromiso de trasladarlo al director general, Carlos Domingo, para mantener una reunión en el Ministerio en Madrid, con el fin de que todas las administraciones conozcan nuestra propuesta concreta y podamos trabajar todos en la misma dirección”.

Otro punto de relevancia de la reunión fue la propuesta de la nueva ubicación del mercadillo de la ropa de los martes en la zona del paseo Sant Pere. Una propuesta que ya dispone de informes favorables y que espera la aprobación de Costas. ”La ubicación se ha trasladado un poco más hacia el sur respecto del original del antiguo mercadillo en el paseo, para no entorpecer el tráfico”. El alcalde indicaba que se pretende hacer una prueba de la nueva ubicación, que debe trasladarse a causa de las obras del TRAM que se realizarán en la zona de Garganes, actual ubicación del mercadillo de la ropa de los martes. Llinares destacaba que la nueva ubicación cuenta también con el visto bueno de los comerciantes, que la consideran un mejor emplazamiento. En los próximos días está prevista una reunión con los vecinos de la zona con el fin de informarles de la propuesta y recoger sus inquietudes.

El puerto de Altea y sus mejoras también fue un punto tratado en la reunión. Estas mejoras pasarían por ”hacerlo más urbano y darle un carácter mucho más ciudadano, y no sólo pesquero, a través de los accesos y de las instalaciones existentes. También estuvimos hablando de mejorar los accesos a los pantalanes y suavizar los badenes”, señalaba el alcalde.

Otros de los temas que también se trataron en este encuentro fueron la renovación de la concesión al Club Náutico, las mejoras en los accesos, la urbanización y la problemática del paseo del Albir, así como la revocación del permiso de modificación de la bocana del Portet y la protección de la cala del Soio que en estos momentos está siguiendo su proceso.

Jaume Llinares destacaba la importancia de mantener estas reuniones de trabajo con los responsables de Costas, ya que es necesario exigir inversiones en la recuperación de las playas de Altea que, como de todos es sabido, ”con la última ampliación del puerto se terminó con parte de la playa de delante del Camping San Antonio”, comentaba el alcalde que anunciaba el compromiso de Costas de hacer todos los pasos necesarios para tener un proyecto concreto y una dotación presupuestaria para la recuperación de la playa en Altea.

Respecto a la cuestión presupuestaria, indicaba el alcalde que ”es el gran problema de todas las obras de las que estuvimos hablando, tanto a nivel de Generalitat como de Ministerios; y no así de intenciones, ya que todas las administraciones asumen la necesidad de hacer las mejoras que demandamos desde Altea. Además, en Altea hacía mucho tiempo que no se invertía y tenemos un importante retroceso en nuestras playas y una actuación deficitaria por parte de las administraciones”.

Por parte del Ayuntamiento, indicaba el alcalde, se continuará trabajando para evitar situaciones como la que se produjo en los inicios de la obra del frente litoral, ”consecuencia de una mala adjudicación que se hizo en su momento, porque sí tenía dotación presupuestaria para hacerse todo el proyecto. Y lo que nosotros en su momento dijimos, que era una adjudicación en baja temeraria, con el peligro de que no se acabaran las obras, a los dos meses se demostró que fue así ”.

El alcalde se mostraba satisfecho por el resultado de la reunión y afirmaba que ”seguiremos trabajando y manteniendo reuniones en todas las administraciones pertinentes, para que todo esto se pueda ejecutar y esperamos que durante esta legislatura, si no tenemos todas las obras necesarias hechas, al menos tengamos el compromiso y los presupuestos para poderlas ejecutar ”.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario