BENIDORM.- Agustín Navarro apoya que los imputados por corrupción no vayan en las listas electorales

El alcalde apoya el Código Ético del PSOE, que ya contempla estas medidas, y destaca que el PP “llega tarde”

El alcalde de Benidorm, Agustín Navarro, ha anunciado que el Gobierno local va a apoyar la moción presentada por el Grupo Popular para que los imputados por delitos de corrupción, violencia de género o terrorismo no vayan en las listas electorales, por lo que el punto se aprobará en el próximo pleno, previsiblemente, por unanimidad. Navarro ha exigido “contundencia” contra la corrupción. “Al chorizo y al corrupto hay que hacer que devuelva el dinero, inhabilitarle y meterle en la cárcel hasta que termine la condena”, ha señalado.

El primer edil benidormense ha subrayado que el PP “llega tarde”, porque el PSOE a nivel federal ha elaborado un completo Código Ético que él mismo ha suscrito y que contempla estas medidas en sus puntos 11 a 14:
11. Antes de acceder a cualquier cargo público o candidatura, firmaré no haber incurrido en causa judicial relacionada con corrupción, violencia de género, acoso o discriminación, o en la comisión de hechos constitutivos de delitos graves.
12. Presentaré mi dimisión inmediata si, ejerciendo cargo público u orgánico, se me abre juicio oral por un procedimiento penal por delito grave. Asumo que de no hacerlo se me suspenderá cautelarmente de militancia y podría resultar expulsado.
13. Si ejerciendo cargo o responsabilidad pública se me imputa por resolución judicial, daré cuenta de las acusaciones ante la Comisión Ejecutiva Federal.
14. Acepto la suspensión cautelar de militancia si se me abriera juicio oral por violencia de género o delito sexual. Abandonaré el partido si la condena es firme.
El primer edil ha hecho referencia a su situación judicial, ante la “tentación” de que el PP utilice su “imputación” y tergiverse el caso denunciado por un sindicato cercano a este partido, que cuestiona la forma en la que se realizaron unas contrataciones en el consistorio. Navarro ha mostrado “tranquilidad absoluta” y ha esgrimido un documento oficial del Juzgado de Instrucción nº2 de Benidorm en el que se aclara que se investiga un caso de prevaricación “administrativa”, y no un delito de corrupción, por lo que “lo que está en cuestión es una decisión administrativa, no el desvío de fondos o el enriquecimiento ilícito, cosas muy distintas”. El alcalde ha sintetizado: “para que se entienda, puede haber habido un error a la hora de tomar una decisión, pero no se investiga corrupción. Si se impide que se presenten a las elecciones a los alcaldes a los que alguien les cuestiona una decisión, no habría alcaldes en las candidaturas. Hay denuncias por multitud de trámites que realizamos, por ruidos, por adquisición de material… que no tienen nada que ver con delitos de corrupción”.

Agustín Navarro ha recordado que esta denuncia forma parte de una “campaña de persecución” iniciada por el PP local cuando perdió la alcaldía. El alcalde ha recordado que este partido ya logró que le imputaran en el caso ParkControl, -“se me investigó todo lo investigable”-, y la Audiencia Provincial lo archivó “al confirmarse que no había nada y todo era un montaje”. “Estoy convencido de que ocurrirá lo mismo, porque yo puedo meter la pata, pero jamás la mano”, ha finalizado.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario