BENIDORM.- Bigorra pide informes sobre el proyecto teleférico proyectado sobre la Sierra Helada

El concejal de Compromís y portavoz del grupo municipal, Josep Bigorra, ha solicitado en comisión informativa si el Ayuntamiento de Benidorm dispone de algún informe sobre el proyecto de teleférico que se presenta el jueves en Benidorm con la presencia del alcalde de la ciudad. Según Bigorra, la petición ha sido formulada para aclarar “si es posible realizar la construcción planteada en una zona protegida como se trata en este caso del Parque Natural de Sierra Helada, cosa que ponemos en duda”.

En la sesión de la comisión informativa de Urbanismo, el concejal de Compromís ha preguntado si el Ayuntamiento dispone de algún informe, propio o de la Generalitat, sobre el proyecto de construcción de un mirador, un teleférico y un restaurante en pleno parque natural de Sierra Helada, este último ubicado en la parte más alta. Bigorra ha solicitado esta información ya que todos los grupos municipales han recibido invitación de la presentación del proyecto que se realizará el próximo jueves en el propio Ayuntamiento con la presencia del alcalde.

La concejala de Urbanismo, Lourdes Caselles, se ha limitado a responder que no consta en el Ayuntamiento ninguna petición de autorización de obras o de licencia para hacerlas, apuntando también a la competencia autonómica de los terrenos en los que se ubicaría. “Desde nuestro punto de vista, para asistir a un acto de presentación de un proyecto que afectaría por completo a un espacio protegido como la Sierra Helada, deberíamos recabar a todos los informes posibles y que estos informes fueran emitidos en sentido positivo, lo que dudamos por la afectación que tendrían”, indicó Bigorra.

El concejal se refiere así a que la legislación vigente sobre la ordenación de los recursos naturales del parque de más de 5.600 hectáreas compartido por Benidorm y Alfaz del Pi pone en entredicho la construcción propuesta ya que no se encuentra en ninguna de las actividades permitidas para realizar allí nuevas infraestructuras, las cuales tendrían que ser destinadas a usos medioambientales o de investigación científica de carácter naturalista. “Y la misma legislación específica señala que si no se corresponde con las acciones permitidas, y la actuación puede comportar alteración o degradación del ambiente, no se pueden realizar”, apuntó Bigorra.

Por otra parte, el concejal considera que “no sólo se necesitan informes de carácter medioambiental” al tratarse de un parque natural, sino que “también son necesarios informes de Costas, ya que puede afectar a la línea marítimo-terrestre, e informes de carácter patrimonial”, en referencia a la posible afectación sobre elementos de la historia de la ciudad, como la Torre de les Caletes (en proceso de restauración), la Punta Llisera o diferentes cuevas que presentan restos arquitectónicos.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario