BENIDORM.- Ciudadanos por Benidorm exige la dimisión de la Concejala de Movilidad ante el escándalo de la ORA destapado por el Tribunal de Contratos

El presidente de “Ciudadanos por Benidorm”, Leopoldo Bernabeu, ha exigido la dimisión inmediata de la edil de Movilidad, la socialista Mª Carmen Martínez, responsable junto al asesor de Alcaldía José Bañuls, del varapalo administrativo que ha destapado el Tribunal de Contratos ante “la chapuza que nos han querido colar a todos los benidormenses el matrimonio Navarro-Amor, quienes nos vendieron hace casi tres meses que habían ingeniado un pliego de condiciones para adjudicar el servicio de grúa y el estacionamiento regulado a través de la ORA novedoso y pionero, un servicio del que carecemos oficialmente desde que en el Pleno de Junio se anuló el contrato a Park Control, demostrándose por parte del Tribunal que lo que se aprobó en el Pleno del 4 de agosto pasado, fue todo un atropello a los intereses de los ciudadanos, y por supuesto, una violación en toda regla de los derechos de cualquier empresario a competir por lograr esa contrata, algo imperdonable en un Estado de Derecho como es España, y por tanto alguien debería dimitir de manera inmediata hoy en Benidorm, porque la situación de corruptela es insoportable en nuestro Ayuntamiento”.
Leopoldo Bernabeu recuerda que en aquel Pleno todo “fueron felicitaciones entre los miembros liberales y socialistas del gobierno local, basado todo ese regocijo en el asesoramiento del ex concejal del PP Bañuls, y de unos técnicos que ahora deberían dar una explicación en conjunto de si ellos eran conscientes del pliego que estaban redactando y consecuentes con las claras irregularidades que han llevado al Tribunal de Contratos a sacar los colores a los representantes del pueblo de Benidorm”.
Desde la plataforma política independiente lamentan profundamente “que hayan tenido que ser dos empresas españolas lejanas geográficamente de Benidorm, quienes denunciaran las irregularidades al verse coaccionadas y no poder participar de un concurso que deberá ser convocado de nuevo para vergüenza de toda la casta política, porque en este caso, una vez más, ha vuelto a quedar patente y certificado que el Partido Popular se limitó a criticar en el Pleno a sus contrincantes, pero no pasó a la acción ante organismos supramunicipales, apuntándose por tanto en su curriculum otra dejadez de funciones de la oposición, unos comportamientos ya demasiado conocidos y reiterados, que están saliendo muy caros a los bolsillos de los contribuyentes de Benidorm”.
Por último, Bernabeu destacó que “la situación que crea la resolución del Tribunal de Contratos demuestra que estamos en manos de tramposos e incompetentes, personas que no dan la talla para entrar cada día por la puerta del Ayuntamiento de Benidorm, ocupar un despacho público, para luego cometer estas ilegalidades, y encima cobrar una cantidad impropia y no merecida a final de mes. Lo mejor que pueden hacer es irse si es que tienen algo de dignidad, cosa que dudamos todos”

Sé el primero en comentar

Deja un comentario