BENIDORM.- El alcalde firma el convenio que garantiza el bonobús escolar frente a las reducciones de la Generalitat

El acuerdo del Ayuntamiento de Benidorm con la empresa de transporte permite dar cobertura a los más de 720 alumnos que habían sido excluidos por la administración autonómica

El alcalde de Benidorm, Toni Pérez, ha firmado esta mañana un convenio con el gerente de la empresa Llorente Bus, Luis González, con el que resuelve la crisis que abrió la Conselleria de Educación en Benidorm, al cambiar el sistema y los criterios que durante los últimos 20 años permitían el transporte al alumnado que acude a los centros educativos de la partida Salt de l’Aigua.

Toni Pérez ha subrayado que la firma de este convenio supone dar el último paso administrativo tras los movimientos que ha tenido que ejecutar el Ayuntamiento de Benidorm a raíz de los cambios en el sistema que venía aplicando la Conselleria de Educación en el transporte al Salt de l’Aigua”. El “bonobús escolar” que va a facilitar este convenio, engloba al alumnado de Educación Secundaria de institutos locales empadronados en Benidorm, es decir, al alumnado de la ESO del IES Mediterrànea y el alumnado de la Educación Secundaria Postobligatoria, como es el Bachillerato y la Formación Profesional, “destacando,-subrayó Toni Pérez-, el elevadísimo porcentaje de alumnos de Educación Secundaria Obligatoria que, cursando estudios en los 4 institutos que hay en Salt de l’Aigua, de la noche a la mañana se vieron excluidos del sistema de transporte que venía proporcionando la Generalitat Valenciana hasta septiembre de este mismo año”.

Un cambio que se produjo un día antes de empezar el curso y que ha puesto a prueba “la agilidad y la eficacia con la que el Ayuntamiento de Benidorm, yendo siempre de la mano del Consejo Escolar Municipal, ha resuelto el problema generado este mismo mes por la Generalitat en Benidorm”. El alcalde recalcó que el Ayuntamiento “ha actuado con rapidez y con las fórmulas adecuadas” para garantizar a todos los alumnos excluidos por Conselleria que puedan seguir yendo al colegio o al instituto en autobús. Cabe recordar que el día 10 de septiembre, un día antes del inicio del Curso para la Educación Secundaria Obligatoria, el Consejo Escolar Municipal (en el que está representada toda la comunidad educativa local y la administración autonómica) respaldó por unanimidad la propuesta del alcalde, Toni Pérez, reflejada en el convenio suscrito esta mañana. Según ese documento, el Ayuntamiento asume también el autobús escolar hasta el Salt de l’Aigua de los alumnos que quedaron excluidos del sistema de transporte de la Conselleria. El convenio viene a materializar de forma administrativa las medidas que en un primer momento adoptó el Ayuntamiento de manera provisional y urgente para dar una respuesta rápida a las necesidades del alumnado del ESO del Salt de l’Aigua, “unas medidas,-recalcó Toni Pérez-, que siempre se tomaron con las máximas garantías posibles, frente a la improvisados cambios de criterio de la Generalitat”.
De acuerdo con esos criterios y a día de hoy, la Generalitat sólo subvenciona el transporte aproximadamente al 50% del alumnado de ESO que acude al Salt de l’Aigua, y el otro 50%, tras ser excluido por la administración competente, podrá tener acceso a la subvención del Ayuntamiento gracias al convenio suscrito esta mañana por el alcalde, Toni Pérez.

El convenio se firma hasta diciembre de 2015 “pero nace con vocación de que se extienda de enero a junio del año 2016,-dijo-, de manera que el Ayuntamiento de Benidorm habrá garantizado este sistema de transporte de la Educación Secundaria Obligatoria tanto al Salto del Agua como al IES Mediterrània para todo el alumnado excluido y durante todo el curso escolar iniciado ahora”.

Gracias a este convenio el servicio va a resultar menos gravoso para las familias y el alumnado, y va a facilitar el tráfico y la movilidad por toda la ciudad y en especial en el acceso al Salt de l’Aigua, al potenciar el transporte urbano frente al uso del vehículo particular. En cuanto al coste del viaje, ha quedado establecido que el Ayuntamiento aportará 90 céntimos del precio total (1.50 €) lo que representa el 60% del precio del billete, mientras que las familias aportarán 60 céntimos (40%).

Sé el primero en comentar

Deja un comentario