BENIDORM.- El alcalde implica a las entidades financieras en la creación de una bolsa de viviendas de alquiler social

Agustín Navarro se reúne con los directores de las oficinas e impulsa los compromisos adquiridos desde la declaración de Benidorm como “ciudad libre de desahucios”

El alcalde del Ayuntamiento de Benidorm, Agustín Navarro, ha iniciado hoy la ronda de reuniones con las entidades financieras de la ciudad con el fin de crear una bolsa de viviendas de alquiler social. De esta manera, “estamos cumpliendo los compromisos adquiridos al aprobar el peno declarar a Benidorm ‘zona libre de desahucios””, ha señalado Navarro. “Es hora de que los bancos devuelvan a la sociedad la ayuda pública que han recibido”, ha añadido.

La primera autoridad local ha informado de su solicitud a las entidades bancarias de poner a disposición del Ayuntamiento una o dos viviendas para crear la citada bolsa durante un periodo de dos años. Navarro ha aclarado que el acuerdo de cesión de viviendas se llevará a cabo entre el Ayuntamiento y la entidad bancaria, mientras que el alquiler social se establecerá entre la familia afectada y el Consistorio, por lo que el banco cobraría el importe del alquiler a través de la administración local. El alcalde también ha avanzado que “se va a estudiar la posibilidad de exonerar de algún pago de tasas municipales a los bancos que cedan viviendas” y además se ha ofrecido a “acondicionar pisos que lleven tiempo vacíos para poder incluirlos en la bolsa”.

Agustín Navarro tras reunirse con el BBVA, Bankinter, Banca March y Caja Murcia, ha podido comprobar que “ninguna de estas cuatro entidades ha realizado ningún desahucio en los últimos dos años con carácter de desarraigo social y se han comprometido a continuar de esta manera”.

Benidorm ‘zona libre de desahucios’
En el pasado pleno del mes de octubre, la corporación aprobó por unanimidad declarar a Benidorm ‘zona libre de desahucios’. Esta medida incluía además de crear la bolsa de viviendas destinadas a alquiler social, promover, favorecer y facilitar el aplazamiento de pagos de tasas, así como gestionar con SUMA la paralización de cualquier embargo por falta de pago de tasas, a personas en riesgo de exclusión social por el riesgo a perder su vivienda; gestionar con las empresas que prestan servicios básicos en la ciudad como agua, electricidad o gas, a no suprimir el suministro mientras dure el riesgo de exclusión social por riesgo de desahucios.

Además, el Ayuntamiento se comprometió a incrementar en los presupuestos de 2015 la partida contable destinada a las ayudas para el pago de luz, agua, alquileres, etc. Además de instar a las administraciones superiores a modificar el marco normativo y legislativo con respecto a los desahucios para evitar la pérdida de la vivienda.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario