BENIDORM.- El ayuntamiento cierra el Palau d’Esports ante un posible brote de legionela, y espera los resultados de la investigación de Sanidad

La Conselleria realiza una investigación. Los cuatro infectados tienen en común haber utilizado las duchas de las piscinas, donde se podría situar el foco

El alcalde de Benidorm, Agustín Navarro, ha comparecido ante los medios de comunicación de forma urgente para informar de que la conselleria de Sanidad investiga un posible brote de legionela cuyo foco estaría situado probablemente en las duchas del Palau d’Esports l’Illa, situado fuera del núcleo urbano, en la partida del Salt de l’Aigua.

Navarro ha informado a los medios tras mantener una reunión extraordinaria de la Junta de Portavoces (PSOE, PP y CDL) con el director de Salud Pública, Ángel Hernández, a la que se ha invitado al edil no adscrito y a los concejales de Sanidad, Educación y Deportes, al coordinador de Salud, Francisco Pérez, la gerente de la Fundación Visit Benidorm, Leire Bilbao y otros técnicos municipales.

El primer edil ha explicado a la prensa que el lunes por la mañana se diagnosticaron 4 casos de legionela en el Hospital Comarcal de la Vila Joiosa, y todos tenían en común el haber utilizado la piscina y las duchas de este complejo de titularidad municipal y que explota una firma concesionaria. Otros nueve posibles casos examinados por el centro sanitario han dado negativo. Ante este posible brote de legionela, Navarro ha confirmado que “se han cerrado todas las instalaciones del Palau y se ha iniciado la investigación para detectar el foco tomado muestras en más de 50 puntos”.

Tranquilidad

El primer edil ha pedido tranquilidad a la población ante esta situación y ha remitido a la Conselleria de Sanidad, con quien se actúa “de forma coordinada”. “Pido tranquilidad a la población porque tenemos el foco situado en un punto muy concreto y alejado del núcleo urbano, por lo que no es algo que afecte a toda la población. La legionela es una enfermedad que no se contagia y tiene un periodo de 10-12 días de incubación, por lo que si algún usuario de las instalaciones del Palau tiene algún síntoma de fiebre debe acudir a su Centro de Salud, donde le darán toda la información”, ha explicado.

Agustín Navarro ha indicado que “todo apunta a que el foco está situado en las duchas de los vestuarios de las piscinas, pero hasta dentro de unos días no tendremos los resultados”. “Cuando se haya detectado el foco se van a desinfectar todas las instalaciones, y se volverán a repetir las muestras. Hasta que no tengamos el 200% de seguridad no se volverá a abrir”, ha afirmado. De hecho, las autoridades sanitarias han autorizado esta mañana el uso de las pistas, prohibiendo el acceso solo a vestuarios e instalaciones acuáticas, pero el concejal de Deportes, Juan Ramón Martínez, ha determinado el cierre total del recinto por “mayor seguridad”.

Navarro ha señalado que “se van a trasladar las actividades deportivas y escolares del fin de semana a otros lugares”.

Controles del laboratorio municipal

El alcalde ha destacado que “hemos pedido todos los informes a la empresa concesionaria, que están siendo estudiados por los técnicos” “La empresa realiza controles diarios sobre la calidad del agua. Y el laboratorio municipal analiza todas las semanas el agua, y en caso de detectar algún dato irregular se avisa inmediatamente y se corrige. Nos confirman desde el laboratorio que esto no ha sucedido”. Además, tal y como marca la normativa, una vez al año debe realizarse un procedimiento de “hipercloración”, que se realizó en septiembre.

El alcalde ha agradecido la “responsabilidad” mostrada por todos los grupos políticos y ha avanzado que “haremos un seguimiento diario de una situación lamentable que esperamos que se solucione pronto”. “Vamos a ser rigurosos y serios y no vamos a especular hasta tener datos ciertos. Son los técnicos los que ahora están haciendo el trabajo y debemos confiar plenamente en ellos”, ha finalizado.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario