BENIDORM.- El Ayuntamiento debe estudiar la gestión directa o por empresa mixta para el desarrollo de Armanello

Ante el fracaso del proyecto de urbanización, hay que buscar nuevas fórmulas para solucionar el grave deterioro ambiental y social de este suelo, explico Ferrer

El edil No Adscrito, Juan Angel Ferrer, reunió a los medios de comunicación para opinar sobre el tema de Armanello que después de 15 años sigue todo sin urbanizar y en donde el edil indicó algunas medidas que debería tomar el ayuntamiento.
Según Ferrer, al inicio del siglo XXI, se empezaron los trámites para el desarrollo urbanística de una de las mejores zonas de Benidorm y, decían, de la costa mediterránea. Un territorio de más de 600.000 m2, junto al Rincón de Loix y a escasos metros de la playa de Levante. Las expectativas de actividad y generación de riqueza llevaron a pagar cifras muy elevadas por cada metro cuadrado de la huerta de Benidorm.

Se presentaron varios proyectos de urbanización, con diferentes tipos y planes y finalmente fue adjudicado a la empresa ENRIQUE ORTIZ E HIJOS S.A. Desde el primer momento, los procesos judiciales envolvieron este plan parcial hasta llegar a la anulación del Plan y la resolución del contrato por parte del Ayuntamiento. Ahora ya quisiéramos estar como en 2001, pero la realidad es mucho mas desgarradora.

No se ha urbanizado ni un metro cuadrado de suelo. El proyecto puede que haya quedado obsoleto tras 15 años. Muchas de las sociedades que compraron suelo han quebrado y se han disuelto. La mayor parte del suelo debe encontrarse en manos de entidades financieras y especialmente del SAREB. Las casas han sido ocupadas de forma masiva por numerosas familias. Los cultivos se han abandonado. La basura campa por doquier. Y, finalmente, Armanello se ha convertido en un nido de marginación social, de trafico de drogas y de deterioro ambiental. Esta es la imagen mas deplorable que puede ofrecer el territorio que más ilusiones creó en Benidorm.

Ante esta cadena de desastres y despropósitos, el Ayuntamiento debe de actuar de forma decidida. Y debe hacerlo para que la actividad urbanística en este suelo tenga el esplendor del que goza la ciudad, cuyo modelo urbanístico es alabado por todos los expertos. La experiencia de todo lo ocurrido debe ser una lección evidente de lo que no se puede volver a repetir.

La ley de suelo establece que la urbanización es un servicio público, cuya gestión puede reservarse la Administración o encomendarse a la iniciativa privada. Tras las experiencias, creo que es la administración municipal la que debe adquirir el protagonismo de la gestión y ejecución urbanística.

La Ley 5/2014, de Ordenación del Territorio, Urbanismo y Paisaje de la Comunitat Valenciana establece los diferentes medios para la urbanización del suelo. Su artículo 117 dispone el procedimiento de programación en régimen de gestión directa. Textualmente, dice que “las administraciones pueden promover programas de actuación integrada, así como los instrumentos para su desarrollo y ejecución”.

Esta gestión comporta que las obras e inversiones son financiadas con fondos públicos y gestionadas por la administración, con la posterior repercusión a los propietarios.

También, la Ley abre la puerta de la gestión por empresa mixta. En esta formula, habría un socio privado que aportaría capital y conocimientos, mientras que la administración consigue mantener el control de las operaciones.

Estas fórmulas de gestión deben ser estudiadas como nuevas posibilidades para el desarrollo de Armanello. Ya sabemos el resultado de las anteriores soluciones. Ahora el Ayuntamiento tiene una situación económica más holgada para inversiones, es preciso acelerar los trámites para revalorizar el suelo y es urgente que el Ayuntamiento actúe para resolver la situación social y ambiental de la antigua huerta de Benidorm.

Planes urbanísticos como el Murtal, Discotecas o Poniente, que se han dejado en manos de agentes urbanizadores han sido un autentico fracaso. Es necesario que el Ayuntamiento tenga que actuar y resolver el desastre de Armanello.

Ahora y en Armanello, la frase del genio Albert Einstein quizás sea más que oportuna: “Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario