BENIDORM.- El Ayuntamiento gastará otros 112.000 euros en cajas fijas

Ferrer “Son gastos menores que también deberían publicarse en la web municipal”

Natalia Guijarro: “todos los concejales pueden consultar sin pedir permiso los gastos de caja fija”

El edil No Adscrito, Juan Angel Ferrer, pasado mes de octubre solicito del equipo de gobierno que se hicieran públicas en la web municipal las relaciones de los gastos justificados y que se pagan con estos anticipos de cajas fijas. Inicialmente, la respuesta fue una amenaza de acudir a los tribunales. Después, ante Ximo Puig, el Alcalde prometió que lo estudiarían.

En el Ayuntamiento de Benidorm, el presupuesto para 2014 reservó hasta 302.500 euros para las cajas fijas municipales. Se trata de gastos menores hasta 1.000 euros. El concepto es para reparaciones y conservación, material ordinario no inventariable, atenciones protocolarias y representativas, publicaciones de edictos y anuncios oficiales, gastos judiciales, notariales o de registro, gastos de paquetería y correo, atenciones de asistencia social no periódicas o matrículas en cursos previamente autorizados.

Ahora, se han aprovisionado un total de 112.000 euros para dotar a un total de 41 cajas fijas. En una comparecencia anterior, ya publiqué algunos de los gastos que se habían pagado a costa de estas cajas. De forma habitual, los funcionarios responsables son cuidadosos y celosos de que no se paguen otros gastos que los estrictamente permitidos y los que éticamente se consideren adecuados.

Sin embargo, pudimos comprobar como se regalan flores, se pagan comidas, se compran regalos, se costean viajes, se sufragan publicidades en medios de comunicación afines y otros trapicheos y gastos menores. Seguramente, no habrá la mas mínima irregularidad en su gestión, pero sí que algunas facturas nos produjeron, cuanto menos, cierto sonrojo y algún asombro.

Ahora, se ha imputado a políticos, sindicalistas y bancarios por el uso de tarjetas negras. Unas tarjetas que deberían ser rojas que les expulsaran de la sociedad y que les cayera la mayor de las condenas.

En la Comunidad Valenciana, también se han destapado numerosos casos de corrupción y de despilfarro de los fondos públicos. El último caso es el de las llamadas “cajas fijas”. Son las cuentas que permiten pagar facturas por compras o servicios a discreción y sin control presupuestario estricto. En el último de los informes, correspondiente al ejercicio 2012, aparecen reflejadas 283 cajas fijas. Son cientos de cajas fijas de la Generalitat con las que se han pagado millones de euros públicos, porque la ley permite gastar mucho dinero mediante este procedimiento.

Por ello, vuelvo a solicitar al Alcalde y a los concejales de PSOE y Liberales que se hagan públicas en la web municipal las relaciones de los gastos que se pagan con estos anticipos de cajas fijas.

Vuelvo a repetir que, frente al oscurantismo que demuestra la Generalitat Valenciana, el Ayuntamiento de Benidorm, tiene la oportunidad de aportar su mayor talante democrático y de transparencia.

Los ciudadanos de Benidorm agradecerán conocer en qué se invierte su dinero, aún en sus gastos más pequeños.

Natalia Guijarro

La concejal de Hacienda ha mostrado su “sorpresa” por la rueda de prensa de Juan Ángel Ferrer sobre las cajas fijas. “Funcionan exactamente igual que cuando él las utilizaba siendo concejal de Urbanismo, y no le suponían ningún problema”, ha indicado. “Todos los concejales, incluido Ferrer, tienen acceso ilimitado a la información de estas cajas, sin necesidad de pedir permiso a nadie y sin limitación de tiempo. Hay un funcionario municipal a su disposición para que revisen todas las facturas, porque están en su derecho”, ha argumentado. Guijarro ha recordado que las cajas fijas son un mecanismo “perfectamente legal, cuyos detalles están explicados en las bases de ejecución de los presupuestos municipales”. Además, está fiscalizado hasta el último céntimo por parte de Intervención. “Las cajas fijas van a nombre de funcionarios, que son los que se responsabilizan de esos gastos y tienen que justificarlos. En caso de no estar justificado se les obliga a devolver el dinero”, ha añadido. Guijarro ha matizado que las cajas fijas “son una disposición de dinero con un máximo de 3.000 euros para pequeños gastos como ir a la ferretería a comprar tornillos, y el objetivo es facilitar estas compras”. La edil ha recordado que “sólo hay una caja fija que tiene autorizado el gasto protocolario en restaurantes, que es la de alcaldía y que también se puede consultar, porque no hay nada que ocultar”.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario