BENIDORM.- El ayuntamiento solicita al Gobierno y la Generalitat más de 800.000 euros en ayudas por los daños ocasionados por las lluvias

Los técnicos valoran, entre otras, las actuaciones hechas o pendientes en siete colegios, una escuela infantil, la extensión de Foietes, el centro de salud del Rincón, las playas y El Tossal

El Ayuntamiento de Benidorm va a solicitar al Gobierno Central y a la Generalitat Valenciana ayudas por importe de 816.091,59 euros a cuenta de los daños sufridos durante los fuertes episodios de lluvias ocurridos entre el 15 y el 23 de enero, y que afectaron a diversos edificios e instalaciones municipales, al alumbrado público, al arbolado, al Tossal de La Cala, a estaciones de bombeo, a las playas y al centro de salud del Rincón de Loix.
El alcalde, Toni Pérez, ha explicado que esta solicitud se ha dictaminado en comisión informativa y aprobado hoy en Junta de Gobierno Local, y se hace al amparo del Real Decreto-ley 2/2017 del Gobierno Central y del acuerdo del Consell de 27 de enero de medidas urgentes para paliar los daños causados por los últimos temporales. En caso de recibir estos fondos, Benidorm los destinará a reparar los daños o a compensar la inversión ya hecha para subsanarlos.
Pérez ha señalado que los técnicos municipales “han realizado una memoria valorada de todos los daños detectados en espacios públicos”. Entre esos daños están las goteras, humedades en fachadas, o filtraciones en juntas de dilatación o en la carpintería metálica de los colegios El Murtal, Miguel Hernández, Ausiàs March, Aitana, Gabriel Miró, Mestre Gaspar López y Serra Gelada.
El alcalde ha aclarado que aunque el arreglo de la mayor parte de daños de estos espacios “son competencia de la Generalitat”, el Ayuntamiento “ha actuado ya o estamos en ello por una cuestión de urgencia”.
Algunos de los daños registrados en los colegios se han dado también en la escuela infantil municipal El Tossalet y en la extensión administrativa de Foietes. Además, también sufrió daños el centro de salud del Rincón de Loix, cuyo mantenimiento compete a la Conselleria de Sanidad, y en el que es necesario reparar el voladizo de la cubierta.
El alcalde ha recordado que “el temporal de lluvia y viento también provocó afecciones a 38 ejemplares arbóreos”. Así, además de la caída de algunos ejemplares, hubo que talar otros parcial o totalmente para evitar posibles daños a personas y bienes. Pérez ha señalado que se plantea la reposición de los ejemplares dañados y retirados, de los que sólo se ha podido recuperar el único que tenía valor histórico, “el ‘Ficus nitida’ del Parque de Elche, que podrá ser replantado en el mismo sitio cuando finalice el tratamiento específico al que está siendo sometido en el vivero municipal”.
La fuerza de las lluvias también ocasionó daños en la zona del Tossal de La Cala, tal y como constatan los informes técnicos que aluden a la inestabilidad del talud, sobre todo en el tramo de la calle Luarca. El alcalde ha adelantado que el Ayuntamiento “ha contratado a una empresa especializada para que valore las actuaciones a realizar para garantizar la estabilidad del talud”, y que se estiman en unos 300.000 euros.
Por lo que respecta a instalaciones hídricas, “las precipitaciones dañaron gravemente el cuadro eléctrico y el sistema de telemando de la estación de bombeo de pluviales del Paseo de Levante”, ubicada en la calle Castellón; al tiempo que “los movimientos de dunas en las playas de Levante y Poniente se han saldado con afecciones en las pasarelas de los lavapies, las estructuras de juegos y paneles”.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario