BENIDORM.- El gobierno llevará a pleno una modificación presupuestaria de 2 millones para las obras de ‘Accesibilidad Universal’, El Castell y El Tossal

La amortización anticipada de deuda permite realizar esta operación sin afectar el principio de estabilidad presupuestaria

El equipo de gobierno de Benidorm llevará a pleno una modificación presupuestaria de 2.044.226,94 euros para ejecutar el proyecto de ‘Accesibilidad Universal’ y las intervenciones arqueológicas en El Castell y el yacimiento de El Tossal de La Cala. El alcalde, Toni Pérez, ha informado de los detalles de esta modificación durante una Junta de Portavoces celebrada hoy, en la que ha recordado que estas tres obras están sujetas a subvenciones de la Diputación de Alicante –en el caso de ‘Accesibilidad Universal’- y de la Unión Europea –dentro de la línea de ayudas a la protección o recuperación del patrimonio cultural valenciano del Programa Operativo FEDER 2014-2020 en el caso de El Castell y El Tossal-.

Pérez ha indicado que “con esta modificación atendemos la parte de la inversión que corresponde al Ayuntamiento en cada uno de estos proyectos, de gran importancia para la ciudad, cumpliendo así el compromiso que el pleno adoptó con la Diputación de Alicante y con el ente encargado de la gestión de los fondos FEDER”. En este sentido, ha aclarado que “hay que realizar este trámite porque actualmente estamos trabajando con el presupuesto prorrogado de 2018 en el que, lógicamente, estos proyectos no estaban consignados”.

El alcalde ha detallado que “los técnicos municipales han trabajado en los últimos días para ser escrupulosos y generar la baja de estos recursos en partidas en las que no iban a ser necesarios en el presupuesto de 2019”. Concretamente, estos 2 millones de euros salen de partidas destinadas a amortizar deuda. “La buena gestión económica realizada en esta legislatura ha permitido rebajar la deuda municipal por encima de lo previsto y con ella los gastos financieros que tiene que asumir el Ayuntamiento en este ejercicio, por lo que la partida de 2019 para afrontar la devolución de préstamos no necesita tantos recursos económicos como en 2018”, ha añadido.

Esta modificación, avalada por los técnicos municipales del área Económica y que no afecta ni la prestación de servicios ni al gasto corriente, se dictaminará mañana en una Comisión Informativa de Hacienda extraordinaria y urgente.

Para el proyecto de ‘Accesibilidad Universal’, la administración local tiene que aportar 1.042.000 euros correspondientes a algo más 50% del coste de ejecución, mientras la inversión municipal para las actuaciones en El Castell y El Tossal asciende a 710.000 y 292.226,94 euros respectivamente.

El alcalde ha recordado proyecto de ‘Accesibilidad Universal’ está valorado en 1.992.000 euros –de los cuales 950.000 euros están financiados por la Diputación Provincial de Alicante- y contempla seis líneas de actuación, entre ellas la renovación integral del Parque de Elche, que asciende a algo más de 700.000 euros. Esta renovación integral del primer parque de la ciudad prevé mantener la fisonomía de senderos actual aunque incorporando el mismo material de imitación de albero del Parque de Foietes; la implantación de red de pluviales –de la que carece- para evitar acumulaciones de agua; la reforma de las rampas y escaleras de acceso a la playa; renovar las luminarias con tecnología ‘led’ y las zonas de jardinería conservando el arbolado; arreglar con mampostería el murete que separa el parque de la arena; y cambiar la estética de la zona de paseo dando continuidad al pavimento de colores del Paseo de Poniente.

El resto de líneas prevén actuaciones en prácticamente toda la ciudad en materia de asfaltado, accesibilidad vial, plan de aceras, seguridad y accesibilidad en edificios públicos municipales. Así, el Plan de Asfaltado está dotado con 681.148,25 euros, y con él se actuará en la avenida de Beniardá, con especial atención al tramo que conecta con la primera rotonda de la CV-70, a la altura de la Estación de Tratamiento de Agua Potable (ETAP); y en las calles de La Cala situadas en El Tossal y su base. Las actuaciones de accesibilidad presupuestadas en cerca de 140.000 euros se centrarán en el Centro; mientras que los algo de 150.000 euros del Plan de Aceras se destinarán al tramo alto de la calle Esperanto.

En el capítulo de Seguridad, dotado con 179.412 euros, se ha previsto el control de accesos fundamentalmente en los puntos más sensibles; mientras que en el Plan de mejora de la Accesibilidad a edificios –que asciende a 48.375 euros- se llegará a todos los inmuebles públicos municipales y se va a centrar en la construcción de rampas y/o instalación de puertas automáticas.

Por lo que respecta a la ‘Intervención arqueológica en el Castellum del Tossal de La Cala’, está valorada en cerca de 500.000 euros y prevé actuar en toda la superficie del yacimiento, especialmente en la parcela occidental en la que el año pasado los arqueólogos localizaron la calle central del ‘castellum’ y en la que los restos visibles permiten deducir la existencia de un conjunto de edificios muy similar a los ya localizados en la parte excavada del fortín. Además, incluye consolidar y restaurar los muros de mampostería de las estancias del ‘castellum’ y el lienzo de la muralla, siguiendo la misma operativa empleada en las obras de emergencia de consolidación del yacimiento hechas entre finales de 2017 y principios de 2018. Para este proyecto el Ayuntamiento ha recibido una subvención de 205.793,62 euros procedentes de fondos europeos.

Por último, el ‘Proyecto de intervención arqueológica y de construcción de la recuperación y puesta en valor del Castell de Benidorm’, por su parte, asciende a 1,2 millones de euros y contempla la puesta en valor de este a través de su excavación, consolidación y musealización, que se va a desarrollar en varias fases para asegurar en todo momento el tránsito peatonal. Este proyecto plantea descubrir los restos que haya bajo el pavimento de la plaza de El Castell, investigarlos y documentarlos; estabilizar y asegurar los taludes; proteger los elementos estructurales; y ponerlos en valor manteniendo el uso peatonal del recinto de forma que sea accesible al menos visualmente.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario