BENIDORM.- El Gobierno local rechaza el nuevo mercado autorizado por la Generalitat

El alcalde y el edil de Comercio se reúnen con AICO y anuncian gestiones para impedir su apertura

El alcalde de Benidorm, Agustín Navarro, y el concejal de Comercio, Conrado Hernández, se han reunido esta mañana con la junta directiva de la Asociación Independiente de Comerciantes (AICO), liderada por su presidente, Rafael Gasent, para analizar la situación generada por la Generalitat en el sector al autorizar un tercer mercadillo en el municipio, en una parcela de suelo terciario de la avenida Comunidad Valenciana, frente a la ITV.

“No voy a permitir este golpe al comercio local. Benidorm tiene ya una oferta suficiente de este tipo de comercios con el mercado que se celebra en Foietes y el mercadillo Pueblo en el Rincón de Loix. Vamos a realizar todas las gestiones necesarias para impedir que prospere, ya que lo consideramos un ataque gravísimo al comercio local que pondría poner en jaque numerosos puestos de trabajo y el futuro de muchas familias”, ha indicado el primer edil.

Navarro ha participado en la reunión junto a Conrado Hernández, que ha revelado que el proyecto contempla una gran superficie de más de 2.500 metros cuadrados con 180 puestos y 10 bares, y que pretende abrir todos los días de jueves a lunes. Hernández ha explicado que debido a la dimensión del proyecto la administración competente para otorgar la licencia es la Generalitat Valenciana a través de la dirección General de Consumo y Comercio que ya lo ha autorizado, y ahora es el Ayuntamiento el que está elaborando los correspondientes informes. Según la información de la que dispone el Gobierno local, la petición realizada por un particular era para abrir un rastro y artículos usados, pero la autorización entregada es de mercado al aire libre.

El edil de Comercio ha destacado que “Benidorm es un gran centro comercial que no necesita estos complementos. Seremos exquisitos en el procedimiento, aunque nosotros no podemos revocar una licencia”.

Hernández ha anunciado que desde el departamento que dirige se van a realizar gestiones con la Generalitat para que aclaren todos los extremos. “Hay muchas cuestiones que resolver, tanto de movilidad como urbanísticas, pero por encima de todo vamos a defender los intereses de los vecinos y vecinas de Benidorm”, ha manifestado.

El presidente de AICO, Rafael Gasent, ha mostrado su preocupación y su rechazo a la propuesta. “Nuestra asociación ni apoya ni comprende ni entiende que esto pueda hacerse. Queremos solucionar los problemas y zanjar los rumores para que no se lleve a cabo. El alcalde y el concejal se han comprometido con nosotros a hacer todo lo posible para evitarlo”, ha finalizado.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario