BENIDORM.- El grueso de la obra de renovación de Ametlla del Mar estará listo para Semana Santa

Además de la puesta al día de la escena urbana, la movilidad y la red de servicios, el proyecto incluye un colector de pluviales que mitigará la acumulación de agua cuando llueve

Las mejoras se ejecutarán entre finales de abril y principios de verano

El grueso de la obra de renovación integral de la avenida Ametlla del Mar, en el tramo comprendido entre Mediterráneo y Juan Fuster Zaragoza, estará listo para Semana Santa, mientras que tras este periodo vacacional y principios de verano se ejecutarán las mejoras del proyecto y los remates en superficie. De esta forma, “toda la obra y las mejoras propuestas por la empresa adjudicataria estarán finalizadas antes del verano, como nos habíamos comprometido”, ha indicado hoy el alcalde, Toni Pérez, durante la visita que ha realizado a la avenida para ver cómo avanzan los trabajos.

Una visita programada para la corporación en la que también han participado el concejal de Obras, José Ramón González; el responsable de Fiestas, Jesús Carrobles; los tres concejales del grupo municipal Ciudadanos (Cs); y técnicos municipales y de la empresa encargada de las obras, Pavasal. El alcalde ha recordado que “parcialmente es una de las obras que hemos anticipado al ejercicio 2019 porque en el acuerdo presupuestario con el grupo Cs entendimos que valía la pena hacer coincidir estas obras con las de Mediterráneo, una vez finalizada la renovación del asfalto de esta avenida desde Europa hasta el Rincón de Loix”.

El proyecto de renovación integral de la avenida Ametlla del Mar supone una inversión de algo más de 1,1 millones de euros, “de los que 450.000 están subvencionados por la Diputación de Alicante” a través del Plan Provincial de Cooperación a las Obras y Servicios de Competencia Municipal y de Mejora de la Red Viaria. El alcalde ha apuntado que las obras se van a desarrollar “en la superficie y fundamentalmente en el subsuelo” de la avenida. Así, “estamos renovando y dando más capacidad a la red de residuales y pluviales” para mitigar “los problemas de colapso y acumulación de aguas que se producían durante los episodios de lluvia importantes”. De hecho, entre las mejoras asumidas por la empresa adjudicataria está la construcción de un colector de aguas pluviales en la avenida Juan Fuster Zaragoza.

Por lo que respecta a la superficie, “se va a dejar una avenida completamente nueva, absolutamente remodelada, con ampliación de aceras y renovación de todo el mobiliario urbano, utilizando un tratamiento idéntico al que ya practicamos en otoño de 2015 en la avenida Jaime I”. Además, se va a cambiar el pavimento, la señalización y el alumbrado, se va a plantar arbolado, se va a construir una rotonda en la intersección de Ametlla del Mar con Zamora para dar más fluidez al tráfico, y se va a implantar una red de nuevas tecnologías y el carril-bici.

Pérez ha recordado que “gracias a las mejoras ofrecidas por la empresa, la renovación de la estética de la avenida va a llegar a la calle Zamora”; y ha añadido que los técnicos concibieron este proyecto en 2016 teniendo al “peatón como protagonista”, propiciando que gane presencia “en esta gran arteria comercial, residencial, turística y para la movilidad que es Ametlla del Mar”.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario