Benidorm instala 10 desfibriladores en el término municipal para atender a personas que sufran paro cardíaco

El servicio se ha contratado por un solo año en un proceso “transparente y legal” y saldrá a concurso transcurrido ese plazo

La concejal de Sanidad destaca que Benidorm da un paso más para ser declarada “Ciudad Cardioprotegida”

La concejal de Sanidad, Ángeles Valdivieso, ha anunciado que el Ayuntamiento ha contratado a una empresa la instalación de diez desfibriladores que se van a distribuir por los centros municipales. “Estamos dando un paso más para lograr que Benidorm sea declarada Ciudad Cardioprotegida, una garantía más para la tranquilidad de los residentes y los visitantes que podrán ser atendidos en una situación límite”, ha indicado.

Valdivieso ha explicado que los equipos se van a instalar antes de finalizar el año en diez puntos: el hall del Ayuntamiento, el edificio municipal del Torrejó, la central de la Policía Local, el Mercado Municipal, los tres centros sociales (La Torreta, José Llorca Llinares y Tanit) y las instalaciones deportivas del Palau d’Esports l’Illa, Estadio Guillermo Amor y campos de fútbol Antonio López del Rincón. Se da la circunstancia de que tanto el Palau d’Esports como el polideportivo ya cuentan con un disfribilador, (los campos del Rincón de Loix contaban a escasos metros con el de Clínica Levante, con un paso directo), pero Sanidad ha querido reforzar las prestaciones con un segundo aparato para que, si el primero se utiliza, haya uno de reserva.

“No hay ninguna ley que nos obligue a ofrecer estas prestaciones, pero el Gobierno local está plenamente concienciado en que esta pequeña inversión puede salvar vidas, y consideramos que los vecinos y los turistas pueden estar mucho más seguros en Benidorm a partir de los próximos días”, ha indicado.

Valdivieso ha explicado que “aunque los equipos estarán en dependencias públicas, son portátiles, por lo que podrán ser utilizados allí donde sea necesario”. La edil ha subrayado que “prácticamente toda la ciudad estará cubierta con este plan”, y lo ha enmarcado dentro de un ambicioso proyecto que complementará la iniciativa privada con la colocación de desfibriladores en establecimientos y comercios.

Críticas infundadas
La edil ha indicado que la contratación se ha realizado por 12.343 euros de forma directa al tener pendiente de gastar una partida de los presupuestos de 2014, y ante “la imposibilidad por la escasez de tiempo de sacar el servicio a concurso este mismo año”. “La tramitación del contrato se ha realizado de forma pública y transparente y no puede haber la más mínima duda. De hecho, la oposición ha tenido acceso a la información. Nuestra intención es elaborar durante los próximos meses toda la documentación para sacar a concurso el próximo año el servicio y que se presenten las empresas que lo consideren”, ha indicado.

La edil ha lamentado el equívoco del edil no adscrito, Juan Ángel Ferrer, que ha dado por hecho que el contrato con la firma elegida era para cinco años, cuando sólo lo es para uno. “Sería conveniente que el señor Ferrer preguntara antes de lanzar acusaciones tan graves, ya que corre el riesgo, como es el caso, de hacer el ridículo, y criticar algo que es muy positivo para la ciudad”, ha añadido la edil. Valdivieso ha relatado que después de estudiar el mercado, “hemos contratado a la única empresa que ha facilitado la formación del personal y su reciclaje, así como el registro en los órganos competentes. Además, realizarán el mantenimiento integral de los equipos, es decir, nos garantizan que funcionen 24 horas 365 días al año, y comprueban en tiempo real que no se ha producido ninguna descarga y funcionan correctamente”.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario