BENIDORM.- La gran pantalla traslada el universo de Blade Runner a las calles del municipio

‘Sueñan los androides’ es una película rodada en la ciudad que comienza a despuntar en los festivales de cine

Benidorm se convierte en la nueva ciudad del futuro en la que conviven humanos y replicantes en una nueva versión ‘low cost’ de la película de culto de ciencia ficción de Ridley Scott, ‘Blade Runner’.

Según la información facilitada por la Film Office, ‘Sueñan los androides’ es el título del segundo film del cineasta donostiarra Ion de Sosa rodada en la ciudad de Benidorm a lo largo de tres años, que ya ha comenzado su carrera por los festivales de cine nacionales con buenas perspectivas de éxito como en la 11º Festival de Cine de Sevilla, donde fue presentada en la sección Resistencias y gustó al público. La película también se encargó de clausurar el festival de cine online Márgenes y seguro que su carrera internacional no ha hecho más que empezar.

La cinta no se ciñe a género, ni estilo, ni siquiera a normas narrativas. El cineasta, secundado en la escritura de guión por Jorge Gil Munarriz (director de El Método Arrieta) y Chema García Ibarra (uno de los cortometrajistas más aplaudidos por sus magnéticos ‘Misterio’ y ‘Protopartículas’), salta de la comedia al drama sin olvidar el thriller mientras inscribe los 60 minutos del film en la ciencia ficción costumbrista. Nos encontramos ante un remake confeso de ‘Blade Runner’ ambientado en Benidorm y su director deja claro que la película es una travesura en toda regla, un divertimento, un experimento tan sorprendente como cautivador para todo aquel que lo mire con el cerebro en blanco.

Ion de Sosa nos sitúa en el año 2052 en un fantasmal Benidorm cuyos rascacielos parecen abandonados y en la que podremos apreciar localizaciones naturales de la ciudad en las que humanos y androides no logran convivir.

Además de la innegable influencia de Ridley Scott, en el largometraje se aprecia la influencia de otros films pertenecientes a cineastas de renombre del cine independiente como ‘Elephant’ de Gus Van Sant en su narrativa o ‘Ghost Dog’ de Jim Jarmusch en su tono y en el tempo.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario