BENIDORM.- La instalación de gas natural avanza y ya cuenta con 600 clientes

El alcalde supervisa las obras de este hito histórico al que se sumará muy pronto la fibra óptica

El alcalde de Benidorm, Agustín Navarro, se ha reunido con el director general de Gas Natural Cegas, Roberto Cámara, para hacer un balance del estado de los trabajos de canalización de la red de distribución de gas natural en el municipio y conocer las próximas actuaciones. También estuvieron en el encuentro el delegado de Nuevas Poblaciones de Gas Natural Cegas, Rafael Botella, y la delegada de Nueva Edificación y Gran Consumo de la compañía, Elisa Vázquez.
Gas Natural Cegas cuenta ya con 1.550 contratos para instalar gas natural en viviendas de la localidad, de las que 600 ya tienen suministro. Respecto del sector hostelero, más de 50 hoteles y cerca de 20 locales de restauración ya han contratado el servicio. El proyecto global de gasificación de Benidorm contempla una inversión total de 8,7 millones de euros durante cuatro años para construir 56 kilómetros de redes de distribución, acometidas e instalaciones receptoras comunes en edificios e instalaciones auxiliares.
Adicionalmente, Gas Natural Cegas ya ha destinado 17,3 millones a la construcción del gasoducto Alicante-Benidorm. La inversión acumulada prevista dentro de cuatro años permitirá que más de 30.000 hogares y 545 establecimientos hoteleros y comerciales tengan acceso al gas natural.
En cuanto a las obras de canalización, los primeros siete kilómetros están prácticamente finalizados y se están iniciando los trámites para comenzar las obras en la zona de Levante, el casco antiguo y en Els Tolls de Benidorm. Se estima que a principios de 2015 se inicien las obras para dar suministro a estas zonas y que puedan disfrutar de esta fuente de energía desde el primer trimestre del próximo año.

Navarro ha manifestado que “estamos recuperando para la ciudad muchísimos años perdidos y lo estamos haciendo a pasos de gigante. La llegada del gas natural es un hito histórico al que se va a sumar de forma inminente la fibra óptica, para que todos los vecinos y vecinas puedan disfrutar de Internet a alta velocidad”. “Estoy muy satisfecho por el ritmo de las obras, que ahora ya están situadas en zonas muy transitadas. Lo ideal es que los trabajos coincidan con la temporada baja para molestar lo menos posible”, ha añadido. El primer edil ha pedido disculpas por las “molestias” e “incomodidades” que producen las obras, pero que van encaminadas a situar a la ciudad “en la modernidad”.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario