BENIDORM.- La oposición echa al traste la entrada en vigor de la ordenanza de publicidad y la instalación de electrolineras y gasineras

La abstención de PSOE, Liberales y Ciudadanos impide modificar el Plan General para su aplicación

En el pleno celebrado ayer, la concejal de Urbanismo, Lourdes Caselles, propuso la modificación puntual número 20 del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), en sus artículos 96 y 121.5. Esta modificación era necesaria para la puesta en marcha de la Ordenanza de Publicidad Exterior y para permitir la instalación en la ciudad de las primeras electrolineras y gasineras, estaciones de servicio para vehículos ecológicos eléctricos o de gas.

Los diez votos del equipo de gobierno de Partido Popular y Ciudadanos por Benidorm, más los dos de Compromís-Los Verdes y el concejal no adscrito, Juan García, no alcanzaron la mayoría absoluta necesaria para modificar el Plan General puesto que el resto de concejales (PSOE, Liberales, Ciudadanos y el no adscrito Leopoldo Bernabéu), optaron por la abstención, lo que ha sido calificado hoy por Caselles como una gran “falta de responsabilidad”. Estos grupos políticos que “enarbolan la bandera medioambiental y de la energía sostenible” demostraron ayer que “una cosa son las palabras y otras los hechos”, se ha lamentado hoy la responsable municipal de Urbanismo.

La no aprobación de la modificación del PGOU, impede la regulación “de todo el mercado de la publicidad” a través de una ordenanza municipal, ha dicho Caselles quien ha recordado que en el panorama publicitario actual “poco tiene que ver con el que existía en el año 90 en que se aprobó el Plan”. En este sentido, la edil se ha referido a las pantallas electrónicas en la vía pública o a la publicidad en medianeras o solares que hoy “no están legalizadas”. La propuesta de modificación llevada a pleno por Caselles remitía a una ordenanza “que ya está redactada por los técnicos municipales” y a la que “han tenido acceso –ha subrayado la edil popular- todos los grupos de la oposición e incluso algunos han presentado alegaciones y propuestas”.

Benidorm, sin electrolineras

La no modificación del PGOU también impide la regulación de la electronolineras y gasineras en el término municipal, estaciones de servicio para vehículos eléctricos o de motores de gas licuado del petróleo (GLP). “Con la no aprobación de la modificación –ha hecho hincapié Caselles- lo que hacemos es impedir que los ciudadanos de Benidorm se puedan plantear la adquisición de este tipo de vehículos, puesto que no van a tener ninguna estación que les pueda suministrar ni el gas, ni la energía eléctrica”. Una “contradicción –ha denunciado Caselles- con lo que propone el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS), y el incumplimiento de la normativa europea que ya rige la liberalización del sector”, ha sentenciado la edil.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario