BENIDORM.- La peatonalización de la parte baja de Tomás Ortuño entra en su recta final

En los próximos días se iniciará la plantación de los primeros árboles

Las obras de peatonalización del tramo Tomás Ortuño que discurre entre las calles La Garita y Mercado han entrado en su recta final. De hecho, si las condiciones meteorológicas lo permiten, el grueso de la obra estará finalizado en un par de semanas, por lo que únicamente restarían los remates finales en algunos puntos concretos como la calle La Garita.

Esta mañana el alcalde, Toni Pérez; el concejal de Obras, José Ramón González de Zárate; y el portavoz del grupo Ciudadanos (C’s), Rafael Gasent, han observado la evolución de la obra, valorada en cerca de 500.000 euros. Esta peatonalización, que fue propuesta por C’s, incluye la pavimentación de todo el tramo, la eliminación de las barreras arquitectónicas, la creación de orejetas, la renovación de las conducciones de agua potable y la colocación de arbolado ornamental.

Según los técnicos municipales, en los próximos días se iniciará el plantado de los primeros árboles, que serán de las mismas especies que ya se han instalado en la calle El Pino y Los Almendros para dar “homogeneidad urbana” a la zona.

Mientras, los operarios siguen trabajando en la colocación del pavimento y en la mejora de la red de agua potable y pluviales. A este respecto, se están conectando al colector de pluviales las bajantes de los edificios para evitar que el agua de los tejados de estos inmuebles se acumule sobre la acera y dificulte el paso de los ciudadanos como sucedía hasta ahora.

Pérez ha señalado que se trata de “una obra importante” que va a mejorar la imagen y escena urbana de una calle con vocación comercial y por la que cada día transitan miles de viandantes.

El alcalde ha recordado que esta peatonalización también afecta al tramo de la calle Mercado comprendido entre Tomás Ortuño y Ramos Carratalá, donde se va a poder actuar gracias a las mejoras ofrecidas por la empresa adjudicataria de las obras.

Una vez finalicen las obras y se haga efectiva la peatonalización, sólo podrán circular por este tramo de las calles Mercado y Tomás Ortuño los residentes y los vehículos de carga y descarga –en el horario que se autorice para esta actividad-, mientras que el resto del tráfico se derivará por las calles La Garita y Ramos Carratalá. Justo en la intersección con esta vía se instalará un sistema de control de acceso para que únicamente los vehículos autorizados puedan seguir circulando hasta Tomás Ortuño.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario