BENIDORM.- La Policía Nacional desmantela dos plantaciones de marihuana y detiene a cuatro personas encargadas de su mantenimiento

Se han intervenido más de 2300 plantas de cannabis, 840 gramos de cogollos, así como gran cantidad de útiles para la conservación, envasado y distribución de la sustancia

Agentes de la Policía Nacional han detenido en dos operaciones realizadas el pasado mes de diciembre de 2015 en las localidades de Altea y Polop, a cuatro varones como autores de un delito contra la salud pública, desmantelando además dos invernaderos hidropónicos donde se plantaba marihuana de forma masiva.

La primera operación transcurrió durante la primera semana de diciembre cuando los agentes tuvieron conocimiento de que un varón holandés de 55 años que contaba con antecedentes por haber cultivado marihuana en otros pueblos de la comarca, podría estar encargado de un nuevo cultivo en Altea.

Tras localizar la nave industrial en la que se encontraba la plantación, los agentes sorprendieron al varón en compañía de un hombre de nacionalidad polaca de 36 años de edad, mientras realizaban labores de mantenimiento de un invernadero hidropónico oculto tras una estantería, interviniendo 920 plantas de marihuana y varias máquinas usadas para el envasado, pesaje y distribución de la droga.

Varias semanas después tuvo lugar otra operación en la localidad de Polop en la que los agentes encontraron otro invernadero en el interior del garaje de una casa de campo, donde se intervinieron 1470 plantas de marihuana en distintos estados de crecimiento, así como 840 gramos de cogollos ya envasados y listos para su venta, siendo detenidos los dos moradores de la vivienda, dos jóvenes holandeses de 24 y 28 años de edad.

En las dos plantaciones, que contaban con sofisticados equipamientos de iluminación, temperatura y riego, los agentes descubrieron además que la instalación eléctrica había sido manipulada con el fin de obtener electricidad de forma ilícita, por lo que a los detenidos se les imputa también un delito de defraudación de fluido eléctrico.

Los detenidos, tras prestar declaración en dependencias policiales, fueron puestos a disposición judicial, decretándose el ingreso en prisión de dos de ellos.

Ambas operaciones, desarrolladas por agentes pertenecientes a la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría de Benidorm, se enmarcan dentro de las labores de lucha contra el tráfico de drogas y el cultivo de cannabis en interiores que está llevando a cabo la Policía Nacional en la comarca de la Marina Baixa.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario