BENIDORM.- La Policía Nacional detiene a cuatro personas por simulación de delito

Los detenidos denunciaron falsamente varios robos con violencia e intimidación para justificar la pérdida de dinero en apuestas ilegales, extravíos y hurtos

Estos delitos se castigan con penas de hasta dos años de prisión

Agentes de la Policía Nacional, entre los días 10 y 18 de septiembre de 2015 han detenido en Benidorm a cuatro personas acusadas de simulación de delito tras haber formulado varias denuncias por robo con violencia e intimidación en los días precedentes a sabiendas de su falsedad, y con el fin último de esconder apuestas ilegales, hurtos al descuido o extravíos de dinero y joyas.

Los dos primeros detenidos, dos varones españoles de 20 y 23 años de edad, denunciaron haber sido víctimas de un robo con violencia en las proximidades de la Playa de Levante mediante el procedimiento de la “sirla”, es decir, cometido utilizando un arma blanca. En su denuncia manifestaban que les fueron sustraídos 250 euros, posteriormente los investigadores descubrieron que realmente los habían perdido apostando en la calle en el juego ilegal del trile.

La tercera detención se produjo el pasado 15 de septiembre cuando un varón español de 64 años reconoció haber denunciado falsamente un robo con violencia en una zona de ocio nocturno de Benidorm, y en el cual le habrían sustraído un anillo de oro valorado en más de 1300 euros.
Por último, el pasado 18 de septiembre tuvo lugar la última detención, una mujer española de 59 años que había denunciado un robo con intimidación por parte de un hombre y una mujer en un descampado a las afueras de la localidad.

En este caso los investigadores comprobaron que los hechos no se habían producido como relataba la mujer, ni siquiera en el mismo lugar, descubriendo que en realidad la mujer sufrió el hurto al descuido de su cartera en una céntrica tienda de Benidorm, tal y como acabó reconociendo a posteriori.

En los cuatro casos los detenidos acabaron reconociendo la falsedad de los hechos que denunciaban en un primer momento, coincidiendo todos ellos en indicar que habían sido mal asesorados por terceras personas, y por tanto, desconocían las consecuencias de su acción.

Este delito, además de suponer la detención de su autor, conlleva penas de prisión que oscilan entre 6 meses y 2 años y multa de 12 a 24 meses.

Los detenidos, de los cuales dos de ellos contaban con antecedentes, fueron puestos en libertad con cargos tras prestar declaración en dependencias policiales.

Estas detenciones fueron realizadas por agentes pertenecientes a la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría de Benidorm.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario