BENIDORM.- La reconstrucción y puesta a punto de la planta de Vaersa incendiada en 2009 entra en su recta final

La instalación creará hasta 41 nuevos puestos de trabajo tras una inversión de 5 millones de euros

El alcalde de Benidorm, Toni Pérez y el concejal de Medio Ambiente, José Ramón González de Zárate, acompañados por el secretario autonómico de Medio Ambiente, Julià Álvaro, han realizado una visita esta mañana a las instalaciones de la planta de reclasificación de envases ligeros que gestiona la empresa pública Vaersa (Valenciana de Aprovechamiento Energético de Residuos SA). Durante el recorrido también han estado presente el edil de Compromís-Los Verdes, Josep Bigorra, personal técnico municipal y de la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural.

La planta sufrió un incendio en enero de 2009 y tuvo que desviar su producción a otras instalaciones de la Comunitat. Hoy, Toni Pérez ha anunciado la realización de “una inversión importante” para que los trabajos de reconstrucción entren su última fase lo que permitirá que en 2019 se puedan “tratar en Benidorm los envases ligeros” con la puesta en funcionamiento de las nuevas instalaciones. El alcalde ha enfatizado que Benidorm es una ciudad modélica, “una ciudadanía comprometida, sensibilizada y concienciada” con el medio ambiente y ha puesto como ejemplo el reciclado de vidrio en que “superamos por tres el número de kilos por persona recogidos” respecto a la media nacional. Con el arranque de la planta, ha subrayado Toni Pérez “vamos a poder dar la mejor respuesta” también “con los envases ligeros”.

Inversión y puestos de trabajo

Julià Álvaro ha señalado que los trabajos se encuentran “en una fase muy avanzada” en lo referente a obra civil y que solo queda “rematar el aparataje y la maquinaria”. Al respecto ha indicado que ya se han realizado los trámites administrativos preceptivos para disponer de “la inversión necesaria” y que esta se concretará en un crédito a través del IVF (Instituto Valenciano de Finanzas). Respecto a las cantidades, será necesario aproximadamente un millón de euros para obra civil e ingeniería y cuatro más para equipamiento. El secretario autonómico de Medio Ambiente, estima que los trámites administrativos se pueden finalizar en tres meses a los que habría que añadir otros 18 hasta que entrara en funcionamiento la instalación

La nueva planta de Benidorm será capaz de realizar el tratamiento de hasta siete toneladas a la hora, lo que supone el reciclado de 20.000 anuales y se situará como la primera en producción de todas las que Vaersa tiene en la Comunitat Valenciana. La nueva instalación permitirá que las dependencias de Alzira y Picassent (que tuvieron que asumir su producción tras el incendio) descongestionen buena parte de su actual carga de trabajo. Asimismo, se podrán alcanzar los objetivos previstos por Ecoembes la empresa sin ánimo de lucro que colabora con las comunidades autónomas y ayuntamientos en la recogida selectiva de envases, que calcula que serán en la Comunitat Valenciana de 44.686 toneladas en 2018, 48.962 en 2019, 54.392 en 2020 y 59.220 en 2021.

La entrada en funcionamiento de la planta supone la creación inicial de 22 puestos de trabajo que llegarían hasta los 41 con la entrada en funcionamiento del segundo turno de trabajo.

Beneficios medioambientales

La planta de Benidorm permitirá cumplir con el principio de autosuficiencia y proximidad, fundamental en las directrices de la Unión Europea en materia de residuos. A la reducción de la distancia a recorrer en el transporte, hay que añadir menores emisiones contaminantes, consumos de combustibles fósiles y costes logísticos. Además está previsto ofrecer planes de formación y sensibilización a la ciudadanía mediante la construcción de un aula ecológica en el recinto.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario