BENIDORM.- La temperatura de las playas ya se puede conocer en tiempo real en todo el mundo

La web municipal también ofrece al minuto del nivel del oleaje gracias a un sistema anclado en una boya

El director del laboratorio municipal destaca la calidad del agua de baño: “si no tuviera sal se podría beber”

Las concejalías de Sanidad y Playas del Ayuntamiento de Benidorm, que dirigen Ángeles Valdivieso y Vicente Juan Ivorra respectivamente, han puesto en marcha un sistema de medición en tiempo real de la temperatura del agua del mar y de la altura de las olas que se puede consultar desde cualquier parte del mundo a través de la página web www.benidorm.org. A la presentación ha asistido la concejal de Sanidad y responsable del Laboratorio Municipal, Ángeles Valdivieso.

El director del Laboratorio, Jorge Albero, ha informado de que desde finales del pasado mes de julio se ha instalado una boya en las aguas de la playa de Levante que trasmite cada 20 minutos las mediciones de la temperatura y de la altura de las olas. Los datos se ofrecen en el portal web municipal, en donde además se puede acceder a datos históricos del último día, semana o dos meses, en donde quedan reflejados los valores mínimos, máximos y la media.

Jorge Albero ha señalado que “desde la puesta en marcha del sistema hemos registrado más de 2.000 mediciones mensuales”, y además ha remarcado que “vamos a seguir con las mediciones manuales que venimos realizando desde 1985 en la que tomamos muestras de agua para analizar su calidad”.

La boya está situada a 170 metros de la orilla. La máxima altura de las olas registradas desde el mes de julio fue de 2,36 metros en septiembre, y la mínima de 0,24 en octubre. La máxima temperatura en este período se alcanzó en agosto, con 29,63 grados centígrados, y la mínima en noviembre, con 17,93 grados.

Además de este nuevo sistema automatizado, los operarios del laboratorio continuarán realizando las mediciones manuales habituales en los diferentes puntos de las playas de Benidorm, un análisis que se inició en 1995. El análisis de estos datos revela un incremento paulatino de la temperatura máxima anual, y que en 2014 se ha alcanzado el registro medio más elevado (29 grados), tan solo comparable con el pico registrado en 2003. La mínima se mantiene o desciende ligeramente durante las dos décadas analizadas.

El director del Laboratorio Municipal ha destacado que los parámetros microbiológicos de E. Coli y Esterococos Intestinales en las aguas de las playas y calas de Benidorm se encuentran muy por debajo de los niveles guía que marca la legislación. “La calidad de nuestra agua del baño es tal que si no tuviera sal incluso se podría beber”, ha sintetizado.

Albero ha mostrado los gráficos en los que los niveles se mantienen prácticamente cero en todas las mediciones, con una variación mínima en los meses de agosto y septiembre, coincidiendo con la temporada alta.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario