BENIDORM.- Las obras del parque de Foietes empezarán en los próximos días

El Ayuntamiento logra que se mantengan los dos inmuebles que hay en la zona para que alberguen servicios municipales

A finales de noviembre el mercadillo de Mercasa se trasladará a un tramo de la calle Italia y a una parte del recinto ferial que se asfaltará

Las obras del parque de Foietes, que suponen una inversión por encima de los 6,4 millones de euros, empezarán en los próximos días. El edil de Obras, José Ramón González de Zárate, ha informado que la Generalitat Valenciana, la dirección facultativa y la mercantil adjudicataria de los trabajos (la UTE OHL-Los Serranos) firmaron ayer el acta de replanteo “para empezar la obra inmediatamente”. De hecho, este viernes “se ha puesto en funcionamiento el centro de trabajo y el comité de seguridad y salud”, y la próxima semana se realizarán las labores de vallado para que las máquinas puedan empezar a trabajar ya a finales de septiembre.

De Zárate ha recordado que el plazo de ejecución de la obra es de un año a contar desde la firma del acta de replanteo, y ha anunciado que, a petición del Ayuntamiento, se han introducido algunos cambios en el proyecto inicial para mejorarlo y maximizar su uso y disfrute. Así, “durante prácticamente toda la obra se va a mantener abierta la pasarela que hay para llegar al centro de salud de Foietes, al centro de especialidades y al colegio Ausiàs March, y que a diario utiliza muchísima gente”. Además, tras las obras se conservará para que pueda ser utilizada como zona de paso cuando el parque esté cerrado.

También a propuesta del Ayuntamiento se va a implantar carril-bici en todo el perímetro del parque, y se van a mantener los dos inmuebles que hay en la zona para que acojan algún servicio o espacio municipal. Estos dos inmuebles han sido ya desocupados, y se ha reservado dentro del proyecto una partida de 80.000 euros para su rehabilitación. Según De Zarate, durante el próximo año se estudiará el uso que se dará a cada uno de ellos. Entre las propuestas lanzadas por asociaciones sociales o vecinales están las de reconvertir estos inmuebles en biblioteca, centro de Alzheimer o zonas de recreo interiores para niños.

Además, el actual parking de Mercasa quedará incluido en el complejo deportivo Guillermo Amor y los locales municipales que ocupan entidades como la Unión Ciclista, la Banda de Cornetas y Tambores o el Club de Petanca podrán seguir utilizándose durante la obra.

Está previsto que se conserve la mayor parte del arbolado que hay en la superficie del parque, aunque no se descarta que algunos ejemplares tengan que ser trasladados para hacer senderos o viales. No obstante, De Zárate ha apuntado que la afección sobre las pinadas no será importante, puesto que el proyecto contempla mantener mucha zona verde e introducir poco asfalto; y ha añadido que aprovechando las obras se van a introducir mejoras en los colectores y el sistema de alcantarillado para evitar incidencias en las calles colindantes al parque cuando haya lluvias intensas.

Por último, el concejal ha indicado que “la obra va a empezar por la zona de Ricardo Bayona” en lugar de por la zona más pegada al polideportivo, lo que permitirá que el mercadillo municipal de los miércoles se siga montado en Mercasa hasta finales de noviembre.

Traslado del mercadillo a la calle Italia y recinto ferial
La edil de Comercio, Ana Pellicer, ha explicado que desde finales de noviembre hasta que termine la obra este mercadillo se trasladará a Els Tolls, como ya se hizo el pasado 22 de julio con motivo de la celebración del Low Festival. Una experiencia que sirvió de prueba “para ver los pros y contras” de ubicar el mercadillo en la calle de Italia y aledañas, y a partir de la que se han corregido algunos aspectos.

Concretamente, se ha optado por “asfaltar 3.000 metros cuadrados del recinto ferial”, lo que permitirá que para el montaje del mercadillo sólo haya que ocupar el tramo más ancho de la calle de Italia. Pellicer ha detallado que al ganar este espacio y desplazar parte del mercadillo al recinto ferial “no se afectará a los vados de algunos edificios”, ni tampoco a las calles cercanas a la escuela infantil municipal Fontanelles y a los colegios Puig Campana y Els Tolls.

La edil ha adelantado que se va a realizar “una campaña informativa entre vendedores y vecinos” sobre la ubicación y reparto de los puestos, y sobre las entradas y salidas. Pellicer se ha mostrado convencida que con todas estas mejoras el mercadillo en Els Tolls “va a tener mucha aceptación” y va a ser “un éxito”.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario