BENIDORM.- Reanudada la rehabilitación de aceras en Jaime I tal y como anunció el alcalde en septiembre

González de Zárate sostiene que “es otro compromiso con los vecinos que se está cumpliendo”

“Otro compromiso con los vecinos que se está cumpliendo”, así ha resumido el concejal de Obras y portavoz del gobierno municipal del Partido Popular, José Ramón González de Zárate, el hecho de que las obras de rehabilitación de las aceras de la Avenida Jaime I hayan comenzado hoy, tal y como anunció el alcalde, Toni Pérez, a primeros de septiembre, cuando presentó el proyecto de la segunda fase de reurbanización de Jaime I. Para la rehabilitación de las aceras se dispone de un presupuesto de 240.000 euros financiados íntegramente por la Diputación Provincial, dentro de su “Plan de Inversiones en obras y reparaciones de cooperación municipal financieramente sostenibles”.

Los trabajos que han dado comienzo hoy afectan al tramo de Jaime I comprendido entre la Avenida Limones y la Calle Marqués de Comillas sobre una superficie de unos 4.270 metros cuadrados. En alguna zona se procederá a sustituir las piezas de baldosas que ya fueron instaladas sin que presentaran la calidad requerida. Estos trabajos se coordinarán con las obras de la segunda fase que en estos momentos se encuentran en fase de tramitar la licitación. El alcalde ya anunció el pasado mes que la rehabilitación de aceras se reanudarían el 5 de octubre, como así ha sido, después del parón veraniego que se hizo para “no causar un perjuicio” a los vecinos y viandantes.

La segunda fase de la renovación de la avenida de Jaime I, correrá a cargo del presupuesto municipal que incluía 400.000 euros para esta obra, pero que el gobierno municipal decidió aumentar hasta los 633.000 euros. Contempla renovar por completo las aceras de la avenida entre la calle del Marqués de Comillas y Armada Española, y todas las infraestructuras municipales en este tramo, así como implantar carril bici “de doble sentido” en el tramo central de Jaime I hasta llegar al cruce con la Avenida de Beniardà. El proyecto de esta segunda fase recoge también construir una rotonda a la altura del cementerio viejo; reservar espacios para aparcamiento, carga y descarga, y vehículos autorizados: y el eliminar uno de los cuatro carriles de circulación en la parte baja de la avenida para mantener la misma estructura que ya se da en la Armada Española y en el Paseo de Santa Pere. La propuesta hecha por los Servicios Técnicos Municipales también plantea otras cuestiones que no aparecían en el proyecto de la primera fase, como ampliar ligeramente la anchura de las aceras comprendidas en el tramo en el que está actuando la Diputación -entre Limones y la calle del Marqués de Comillas-, para ganar espacio para el peatón y conseguir una avenida más cómoda y atractiva.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario