CALLOSA.- El alcalde visita las diferentes infraestructuras hídricas del municipio para comprobar los caudales de los pozos y los daños de las últimas lluvias

Con el inicio del nuevo año, el alcalde de Callosa d’en Sarrià, Josep Saval, ha girado visita esta mañana, junto a responsables de la Comunidad General de Regantes, a las diferentes instalaciones hídricas del municipio para comprobar su funcionamiento, así como el nivel de agua que poseen tras las últimas lluvias y los daños sufridos como consecuencia de las mimas.

Una de las sorpresas de la visita ha sido el nivel de agua que posee la Font Major, ya que hacía años que estaba seca y no fluía agua por ella. No obstante, según ha explicado el primer edil, “esta agua, que podría abastecer al Lavadero del casco antiguo, no podrá utilizarse, ya que las lluvias de mediados de diciembre han provocado en contrapartida el hundimiento de parte de la galería de la acequia que canaliza el agua al Lavadero”.

Saval ha anunciado que la reparación de la galería se ha incluido en la memoria de daños por las fuertes lluvias que sufrió la localidad en diciembre, documento que se remitirá al Consell para que sean evaluados los daños y englobados dentro de su plan de ayudas a los municipios afectados por dicho fenómeno meteorológico.

Además de los daños en la mencionada galería, la memoria ha incluido también los deterioros sufridos en algunos caminos rurales y puentes públicos, así como las importantes goteras que se han producido en el Museo Etnológico y la Biblioteca Municipal.

Por otro lado, como mejoras hídricas, el alcalde ha recordado que el Ayuntamiento invertirá este año, a cargo de los presupuestos municipales de 2017, un total de 29.666 euros para la adquisición de una bomba de elevación para la Estación de Sacos. Esta actuación la asumirá a partes iguales la Administración local, la Comunidad General de Regantes y el Riego de ‘La Parada Major’.

Saval ha manifestado que, “aunque Callosa d’en Sarrià posee un importante sistema hídrico del que se abastece el pueblo y gran parte de la comarca de la Marina Baixa, todavía hay mucho por hacer y seguiremos trabajando para mejorar y modernizar nuestras infraestructuras, ya sea con recursos propios o a través de subvenciones supramunicipales, con el objetivo de continuar siendo un ejemplo de gestión hídrica”.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario