Ferrer “Las obras de la calle Orts Llorca tienen un sobrecoste disparado”

El gasto en adoquines, farolas y pilonas encarecen el proyecto hasta un millón de euros.

Pepe Marcet critica el “oportunismo político” de Ferrer

La inundación que anegó Benidorm la pasada semana ha animado al gobierno del PSOE-Liberales a tomar medidas. Es histórica la repetición de este problema y ahora, a toda prisa, se va a intentar resolver la falta de previsión de años y años.

En 2004, se le prolongó una vez más el contrato a la Empresa AQUAGEST durante diez años más a cambio de unas obras de mejora de la red de aguas y de pluviales. Era un total de de 18 millones de euros más 3 por el IVA, que ya están a punto de acabarse.

Una vez pasado el desastre, se anuncia una inversión cercana al millón de euros para la calle Sacerdote Don Juan Rodríguez (antigua Dr. Orts Llorca). Una obra que debería estar hecha ya hace años y que ahora se vende como un producto estrella. Se prefirió pagar un proyecto de más de siete millones en el edificio de la depuradora, antes que resolver el problema de las inundaciones. Cosas de políticos ineficaces.

La obra tiene un presupuesto de 652.818,28 euros, al que se añaden los gastos generales, beneficio industrial y el IVA, y alcanza casi un millón de euros (939.993,05 €). Un millón de euros para una calle de apenas 125 metros de longitud por 12 de ancho.

Si atendemos al precio de referencia del Colegio de Arquitectos de Murcia 2014, el coste por metro cuadrado de urbanización completa de una calle es de 78 euros / m2. Según el proyecto de esta calle, estos costes son el doble, son de 166 €/m2.

Creo que es necesaria una explicación por esta diferencia de costes. Hay que recordar que es la propia HIDRAQUA la que redacta el proyecto, la que evalúa los costes y la que hace la obra. Es una actuación endogámica, digna del famoso “Juan Palomo”

No sé si para una calle semipeatonal o peatonal, pues todavía no lo saben, es necesario un pavimento de granito. De cualquier modo, no se explica que en Benidorm colocar el metro cuadrado de adoquín cuesta 120 euros/m2 y en otra ciudad turística como Marbella, el precio que paga su ayuntamiento es de 92 euros. Son casi 30 euros de diferencia, que al final suman 30.000 euros de sobrecoste en Benidorm. Alguien tendrá que explicarlo.

Hay algunas partidas, que se aprecian cuanto menos sorprendentes. En una calle que debería ser peatonal, vamos a gastar más de 110.000 euros en pilonas, a 1.400 euros cada una, para que no aparquen los coches que se supone no deben entrar. Unas pilonas que después de unos días estarán tumbadas por la acción de las furgonetas y de los vehículos de reparto.

Para la iluminación, van a pagar por 8 farolas casi 60.000 euros. Se gastan en 8 farolas más que en cambiar las bombillas del resto de las farolas de la ciudad. Se gastan 7.500 euros en cada farola.

Curiosamente, no hay ningún informe de escena urbana que justifique todo este despilfarro. No hay informes sobre la pavimentación, el alumbrado o el mobiliario urbano. A pesar de los charcos, la Sra. Gema Amor no se quiere mojar en esta calle.

También hay alguna que otra perla de menor cuantía. Se ha previsto 1.100 euros para reponer botiquines. Al precio de mercado, quizás quieran comprar kilómetros de vendas, tiritas y esparadrapo. ¿Tantos accidentes se esperan?. Tienen para 60 botiquines nuevos.

La cinta de balizamiento, famosa también en la Policía Local, nos la cobran ahora a 1,50 euros por metro, cuando el precio en una tienda especializada apenas alcanza los 5 céntimos.

Creo que, después de tantos años esperando esta obra, podemos esperar a una revisión de cómo es la calle que se va a urbanizar, de los materiales más adecuados y de lo que nos va a costar. La obra se paga con el dinero que sale del bolsillo de los ciudadanos. Y como ya parece habitual, al Ayuntamiento de Benidorm le cuesta más que en otras ciudades.

Por ello, solicito que no se apruebe el proyecto tal como esta definido en la superficie de la calle. Solicito que se consulte con los vecinos y los establecimientos, que se valore la peatonalización, que se revise el presupuesto y, en definitiva, que se ponga sentido común. Después de tantos años de desidia, bien podemos esperar unos días y hacer las cosas bien y, sobre todo, sin sobrecostes y despilfarros. Y quizás, después de todo, no sea la solución definitiva.

Pepe Marcet

Por otra parte, el concejal de Ciclo del Agua, Pepe Marcet, ha realizado una valoración sobre la rueda de prensa del edil no adscrito.

Pepe Marcet ha criticado el “oportunismo político” de Juan Ángel Ferrer, que “ha preferido salir hoy a criticar al Gobierno antes de esperar a la reunión que tenemos el viernes para aclarar todas las cuestiones que ha planteado”. El concejal ha recordado que “ante las dudas surgidas en los miembros de la Comisión de Urbanismo el pasado lunes, acordamos reunirnos este viernes para estudiar el proyecto e introducir todas las mejoras que sean necesarias, también las que proponga Ferrer si las consideramos interesantes”. El concejal ha lamentado que “ante la falta de propuestas y de iniciativas”, el edil no adscrito “haya decidido por su cuenta faltar al respeto a todos los compañeros y ni siquiera esperar a esta reunión”.

El concejal socialista ha recordado que “la propuesta que pasó por la Comisión era no vinculante y todavía pueden introducirse mejoras, algo a lo que estamos dispuestos desde el primer momento”.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario