FINESTRAT.- El Ayuntamiento continúa trabajando para la estabilización y consolidación de la Penya

La colocación de una malla de contención minimizará el riesgo de desprendimientos del macizo

El Ayuntamiento de Finestrat sigue trabajando para la estabilización y consolidación del talud de la Penya, macizo yesífero sobre el que se asienta el casco histórico de la localidad. Diferentes operarios están interviniendo en la zona, realizando una serie de medidas preventivas orientadas a minimizar los riegos de desprendimientos y evitar erosiones en el terreno. El periodo de finalización de las obras está previsto para finales de año y el presupuesto asciende a un total de 286.830€, que serán subvencionados en parte por la Diputación Provincial de Alicante.

Las actuaciones llevadas a cabo consisten en la colocación de una geomalla, una malla de acero de triple torsión y diferentes bulones de anclaje. La malla metálica estará sujeta por perforaciones de hormigón que permitirá anclar el yeso del terreno a la superficie trasera, con una profundidad de 10 metros, lo que evitará posibles desprendimientos de la zona exterior. Además, se está procediendo a la sustitución de las conducciones de la red de saneamiento en la calle Fondo, para evitar cualquier fuga que pueda originarse en un futuro.

Desde el año 2009, el Ayuntamiento de Finestrat está trabajando en la estabilidad del talud de la Penya donde se llevan aplicando una serie de medidas para minimizar la erosión de un macizo, de naturaleza especialmente sensible por la tipología del terreno. Entre algunas actuaciones se encuentran la modificación de la red de pluviales que antiguamente iban a desembocar al talud, la reparación de fugas en la zona perimetral, la revisión periódica de las conducciones de agua mediante sistemas camerales y la renovación de la red de alcantarillado en diferentes calles de la zona. Las últimas intervenciones han consistido en la eliminación y desbroce de diferentes especies vegetales que también afectaban a la estabilidad del macizo, por el excesivo peso de la vegetación, de las rocas y bloques que componen la Penya.

El concejal de Obras y Servicios, Juan Francisco Pérez, informó que “desde el primer día este gobierno mostró su sensibilidad para proteger el patrimonio de la localidad y por encima de todo, para garantizar la seguridad de los vecinos. Por ello trabajamos y vamos a seguir trabajando para intentar evitar el deterioro de una de las zonas más características de nuestro municipio”.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario