LA VILA.- El municipio vilero era una de las puertas de entrada de los peregrinos italianos del Camino de Santiago

El Ayuntamiento de Villajoyosa sigue con el proyecto de investigación Carrers de Vila, Partides d’Horta, desarrollado conjuntamente por el Archivo Municipal y por Vilamuseu, Red de Museos y Monumentos de Villajoyosa. En este proyecto se investiga la historia y los topónimos de un determinado barrio, calle o partida rural de Villajoyosa durante unos meses, en los que se requiere la colaboración de los vecinos para aportar fotografías antiguas, información, anécdotas… La segunda campaña del proyecto ha comenzado recientemente y se centra en el popular carrer Llimons.

Esta investigación del carrer Llimons ha desvelado que La Vila era una de las puertas de entrada del Camino de Santiago, utilizada por peregrinos italianos.

A raíz de los descubrimientos relacionados con el carrer Llimons, el alcalde de La Vila Joiosa, Jaime Lloret, ha explicado que “una vez más en nuestra intensa labor de recuperación del pasado de La Vila hemos constatado la importancia histórica de nuestra ciudad y su condición de ciudad histórica de primer orden”.

“El hecho de que el Camino de Santiago tuviera un ramificación en La Vila Joiosa evidencia que la ciudad ha sido históricamente una de las más importantes de España”, ha agregado Jaime Lloret.

La actual calle Doctor Álvaro Esquerdo, popularmente conocida como carrer Llimons, guarda una larga historia como vía comercial. Recientes hallazgos arqueológicos realizados por Vilamuseu datan su existencia hace más de 2.500 años: cuando se realizaron en 2010 las obras del nuevo parque del río se encontró una terraza de sillares labrados que soportaba un camino muy antiguo. Este camino, en la margen sur, bajaba desde la calle del Calvario y, tras vadear el cauce (a escasos metros aguas abajo del puente del ferrocarril), subía en el lado opuesto por el camí de Costes para enlazar con el carrer Llimons. Los restos de la terraza se conservaron para una futura recuperación.

Al sur, este camino continuaba en dirección a Alicante y a ambos lados se encontraba el gran cementerio de Poble Nou, donde se han hallado tumbas desde el s. VI a. C. hasta el s. V d. C. Con el hallazgo de este tramo de bajada al río se demostraba que el camino histórico de Alicante era ese, y que la calle de Alicante, en el barrio del Poble Nou, solo comenzó a funcionar como tal cuando a comienzos del s. XIX (ya desaparecido el peligro corsario) se abrió una entrada en la muralla del río en el actual Travesseret, para facilitar la circulación de gente y entrar más directamente a la ciudad evitando el rodeo que daba el camino antiguo.

La Vila Joiosa, durante siglos aislada por tierra de los grandes núcleos poblacionales del Reino de Valencia, se construye siguiendo el margen derecho del riu de la Vila, la prinicipal via de comunicación con las tierras del interior e incluso Valencia. Conocida como Camí Reial d’Orxeta, esta vía, cuyo tramo inicial sería la actual calle Doctor Álvaro Esquerdo, fue un lugar de continuo tránsito comercial desde el s. XVIII, en el que diariamente centenares de cabalgaduras iban y venían intercambiando materias primas y productos manufacturados con el gran núcleo industrial de Alcoi, del que La Vila fue hasta finales del siglo XIX su puerto comercial. Este camino era el límite de la ciudad romana y su entrada desde Lucentum, y rodeaba la base de las grandes termas municipales de Allon.

El Camí del Peix, definido y descrito hace poco por Miguel Ángel Pérez, era esa vía comercial que en poco menos de 50 kilómetros unía La Vila y Alcoi; una vía que, si nos atenemos a documentos existentes en el Archivo Municipal (atención a peregrinos italianos en el hospital de pobres de La Vila), podemos señalar también como uno de los ramales de conexión con el Camino de Levante del Camino de Santiago.

Estos condicionantes fueron los que posibilitaron que a principios del siglo XVIII fuera esta calle, junto a los arrabales marítimos, la primera en expandirse extramuros, lo que la llevó a convertirse en el siglo XIX en la principal calle comercial del municipio.
En 1914, a petición de los vecinos de la misma, el nombre de Llimons fue sustituido por el de Doctor Álvaro Esquerdo en agradecimiento a las numerosas donaciones y actos de entrega de éste hacia el pueblo de La Vila. Sin embargo, es tanto el arraigo popular de esta calle entre vecinos y pueblo en general, que cien años después de aquel cambio aún se la sigue conociendo como carrer Llimons.

Foto 3 llibre_hospital

Sé el primero en comentar

Deja un comentario