LA VILA.- El tripartito trae el caos de circulación al municipio

La falta de previsión en la redacción de un nuevo contrato de la O.R.A por parte del gobierno aboca a la localidad a retenciones y caos en el tráfico por la inexistencia de aparcamientos. Estacionar en el centro de la Vila se ha convertido en un imposible.

La Vila se ha convertido en un auténtico caos de tráfico. Cualquier gestión o compra que el ciudadano quiera realizar en el centro de la ciudad se hace una tarea imposible debido a las retenciones, coches parados en doble fila y conductores buscando aparcamiento.

El Partido Popular avisó hace más de un año que el contrato de la zona azul finalizaba y que el gobierno de Andreu no estaba trabajando en uno nuevo. Un contrato de la zona azul que englobaba diversos servicios, además del estacionamiento regulado, como la pintura horizontal, la grúa, la señalización vertical o el mantenimiento de semáforos.

“A pesar de que el actual gobierno formado por PSOE, Repeló y Compromís ha afirmado que pondrá de nuevo la zona azul, sigue sin ponerse manos a la obra en la redacción del pliego de condiciones del nuevo contrato, por lo que el caos en el tráfico se alargará en el tiempo”, explican desde el PP.

Además del enorme lío de circulación montado, el Ayuntamiento se ha visto obligado a asumir prácticamente todos los servicios que realizaba la empresa concesionaria de la O.R.A., sin disponer en algunos casos de medios para hacerlo y teniendo que hacerse cargo de algunos trabajadores de la zona azul, incrementando los gastos y repercutiendo en los vileros.

“El tripartito PSOE-Repeló-Compromís ha preferido dar la callada por respuesta y excusar la falta de diligencia del gobernante en que “no hay nuevo contrato de la zona azul porque un grupo de la oposición estaba en contra”. Mientras, los ciudadanos seguimos sufriendo un tráfico caótico, una zona centro inaccesible y muchos se irán a hacer sus compras al centro comercial de la localidad vecina, donde sí hay aparcamiento”, finalizan desde el PP.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario