L’ALFAS.- El Ayuntamiento estudia la apertura de un espacio para la educación ambiental en la entrada de la ruta al Faro de l’Albir

El Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi estudia la creación de un espacio pedagógico y de educación ambiental en una parcela municipal ubicada en la entrada a la ruta del Faro de l’Albir. El objetivo es aprovechar este espacio, ahora en desuso, para habilitar un recorrido divulgativo en el que se dé a conocer la flora y fauna del Parc Natural de la Serra Gelada, así como sus usos, costumbres y tradiciones, al tiempo que se conciencia a la población sobre la importancia de preservar el patrimonio natural y cultural del municipio.
Así lo ha destacado el alcalde de l’Alfàs del Pi, Vicente Arques, tras la reunión de trabajo que ha mantenido con la concejala de Medio Ambiente, Rocío Guijarro, y el edil de Servicios Técnicos, Óscar Pérez.
“Estamos trabajando en un proyecto que permita poner en valor esta parcela, que por su ubicación estratégica resulta idónea para la realización de actividades de educación ambiental”, ha destacado Arques.
El proyecto contempla la instalación de una maqueta a escala del Parc Natural de la Serra Gelada en la que se señalizarán los puntos y rasgos más relevantes del territorio, así como los distintos itinerarios. Alrededor de la maqueta, se ha previsto la colocación de mesas interpretativas en las que se hablará de aspectos relevantes del parque natural, como su flora, fauna, geología, lugares representativos o tradiciones culturales. Estas mesas interpretativas serán accesibles para invidentes.
Así mismo, se creará un paseo interpretativo que constará de un arboreto o jardín botánico, en el que se podrán conocer hasta 130 especies de flora características de la Serra Gelada, y un observatorio de fauna con reproducciones 2D a tamaño real para descubrir los animales que habitan el parque natural. El espacio se completa con la apertura de un área recreativa, con zona de pícnic.
Desde la concejalía de Medio Ambiente se está ultimando la elaboración del proyecto, que destaca por sus fines pedagógicos y educativos. “Como miembros de la Red de Ciudades Educadoras y beneficiarios de los fondos EDUSI sobre sostenibilidad, nos interesan especialmente aquellas iniciativas que aúnan medio ambiente y educación y, en este caso, se trata de convertir un espacio en desuso en un aula abierta que permita conocer mejor el Parc Natural de la Serra Gelada, un proyecto didáctico especialmente dirigido a colegios e institutos”, ha declarado Guijarro.
La puesta en valor de esta parcela como espacio para la educación ambiental vinculado al parque natural de la Serra Gelada se engloba dentro de la estrategia territorial puesta en marcha en 2011 por el ejecutivo de Vicente Arques con la rehabilitación del Faro de l’Albir. Se trata de “recuperar espacios que se encontraban en estado de abandono y convertirlos en recursos turísticos que permiten atraer visitantes al municipio”, ha reiterado el alcalde. Una apuesta por el patrimonio histórico, cultural y medio ambiental, que ha supuesto la recuperación de edificios y zonas verdes, como la Villa Romana, les Escoles Velles, los Carabineros o Los Carrascos y su apertura como centros culturales y de interpretación.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario