L’ALFAS.- El IES L’Arabí se convertirá en espacio cardioprotegido

El IES L’Arabí de l’Alfàs del Pi desarrollará el próximo curso escolar el proyecto ‘Salvados’ con el fin de convertirse en espacio cardioprotegido. Así lo ha anunciado esta mañana la edil de Educación, Isabel Muñoz, tras reunirse con la vicedirectora del centro, Mamen Lloret.
“Se trata de implicar a toda la comunidad educativa del instituto en la venta de pulseras, con el fin de recaudar fondos para financiar la compra de un desfibrilador semiautomático y el desarrollo de cursos de formación”, ha explicado Muñoz.
Un espacio cardioprotegido es aquél que dispone de desfibriladores semiautomáticos para ser usados en caso de que una persona padezca una parada cardíaca, actuando de forma eficaz y rápida y activando el protocolo de actuación de emergencia.
El proyecto ‘Salvados’ permitirá, además de dotar al centro con uno de estos dispositivos, formar al personal docente y resto de trabajadores en su uso, así como a alumnos y padres. Una iniciativa que cuenta con el respaldo de las concejalías de Educación y Juventud del Ayuntamiento de l’Alfás.
De momento, según ha informado la concejala de Educación, los próximos días 3 y 8 de mayo los alumnos del ciclo formativo ‘Atención sociosanitaria a personas dependientes en domicilio’ del IES L’Arabí realizarán un curso de reanimación cardiopulmonar y uso del desfibrilador gracias a la colaboración del consistorio.
El curso, impartido por David Gálvez y Fran Palomar, de Physportraining Cardio Ins, tiene como principal objetivo “capacitar y adiestrar a los jóvenes en el uso de estos aparatos y enseñarles técnicas de primeros auxilios y otras acciones de urgencia”, como Reanimación Cardiopulmonar (RCP) básica, maniobra de Heimlich (frente a atragantamientos) o posición lateral de seguridad (frente a personas inconscientes).
El próximo curso escolar, este curso se hará extensivo al alumnado de 3º de ESO y 1º de Bachillerato.
L’Alfàs del Pi cuenta con cinco espacios cardioprotegidos dotados de desfibriladores semiautomáticos para utilizar en situaciones de emergencia, ubicados en la Casa de Cultura, en el polideportivo municipal, en el pabellón Pau Gasol, en el campo de fútbol de l’Albir y también en un coche radiopatrulla de la Policía Local. Así mismo, se ha formado a más de medio centenar de personas, entre trabajadores municipales, agentes policiales y técnicos deportivos, en el manejo de estos aparatos. «Seguimos trabajando en la cardioprotección del municipio, ahora con la implicación de la comunidad educativa, con el fin de ofrecer una mejor respuesta en caso de emergencia», ha apostillado Muñoz.

Deja un comentario