L’ALFAS.- “El PP se rompe y su presidenta lanza balones fuera”

“No se puede convertir el mero trámite de legalizar una situación, por cierto algo recomendado por la Confederación Hidrográfica del Júcar, como es la cesión de la titularidad de un pozo a quien corresponde, en este caso al Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi, en algo similar a un circo” denuncia el portavoz del gobierno de l’Alfàs, el socialista Toni Such.

“El PP de l’Alfàs se rompe y echa balones fuera caiga quien caiga”, es la explicación del portavoz del gobierno del PSOE en el Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi, Toni Such, a la actitud de su homóloga en el PP, grupo mayoritario en la oposición, Maite Huerta, “empeñada en denigrar el trabajo de los funcionarios, lo que le lleva a una huida hacia delante, negando lo que es evidente, como la existencia de los informes técnicos preceptivos sobre la idoneidad del Pozo Angelita”, cuya cesión al Ayuntamiento se ha aprobado en el pleno con el voto en contra del PP, “como por otra parte ya anunciaron en la comisión informativa previa”.

“De los 7 concejales que conforman el grupo municipal del PP en l’Alfàs del Pi, 3 se desmarcan abiertamente de la postura obsesiva de su portavoz” ha continuado explicando Toni Such. “Maite Huerta está empecinada en negar por sistema el acceso a la información, como el proyecto abordado en el pleno de hoy, detallado en un informe que puede leer quien quiera en internet, lo es un insulto a la inteligencia de nuestros vecinos”.

Para cerrar el asunto de la cesión de la explotación del Pozo Angelita al Ayuntamiento, Such se ha referido a lo dicho en el transcurso de la sesión por dos de sus compañeros de corporación. La concejal del grupo independiente Ciudadanos por l’Alfàs, CPA’S, Isabel Davó “llevamos 15 años consumiendo el agua tratada por la desaladora que ustedes dicen no funciona” y el concejal no adscrito a grupo alguno, José Luis Giner, “yo le recuerdo que mi padre hace unos años ya, llevaba un camión cisterna de agua, y mi padre ha sacado agua del Pozo Angelita. Pero además en esa zona de l’Albir abuelos de algunos de los aquí presentes han plantado arroz con esas aguas”.
Para el portavoz del gobierno del Ayuntamiento de l’Alfàs, el socialista Toni Such, la raíz de todo es “el malestar existente en el PP de l’Alfàs, fraccionado y enfrentado a su presidenta”. “Curiosamente” y en esta línea de argumentación, Toni Such se refiere a la queja elevada hace unos días por Maite Huerta al Síndic de Greuges, “con la misma cantinela de que no tiene acceso a la información”, y en este punto señala Such que “curiosamente la queja elevada al Síndic de Greuges está presentada por Maite Huerta y sus tres concejales acólitos, permaneciendo al margen los otros 3 compañeros de partido y de bancada municipal que no abren la boca…de momento”. Y es que cada vez, según concluye Such, son más los compañeros de filas de su partido, “el de la señora Maite Huerta”, que ven con malos ojos sus formas, su empeño en judicializar la vida política, adornado con comentarios públicos “de dudosa catadura, afirmando en tono tajante tengo dinero para hacer frente a 14 contenciosos y otros 14 más”.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario