L’ALFAS.- Finalizan las obras de remodelación de la avenida del País Valencià con el arquetón del barranco de Soler

Las obras de la avenida del País Valencià están a punto de finalizar. Los operarios ya han concluido la construcción de un arquetón de entrega en el Barranco de Soler, infraestructura destinada a disipar la energía del agua que pasa por el colector del camí de Coves, y están ultimando una playa de escollera junto a esta instalación, formada por bloques de piedra de 400 y 500 kilos de peso. El alcalde de l’Alfàs del Pi, Vicente Arques, ha visitado hoy las obras junto al edil de Urbanismo, Toni Such.
Con la ejecución del proyecto de la avenida del País Valencià se mejoran las condiciones de drenaje superficial de la zona norte y se da solución a los problemas de inundabilidad que se registraban en periodos de lluvias fuertes. Según ha explicado el primer edil, “un tercio de la inversión -en torno a 400.000 euros- se ha destinado a infraestructuras que no se ven, como son los nuevos colectores, las arquetas o el arquetón de entrega, que permiten acabar con los problemas de drenaje transversal y con las acumulaciones de agua en época de lluvias”.
En esta primera fase se han mejorado las condiciones de drenaje superficial de la zona norte, entre las calles Teniente Seguí, plaza Jaume I, avenida del País Valencià y camí de Coves, y su canalización hacia el punto de vertido del Barranco de Soler. Los trabajos, incluidos en el Plan de Inversiones de Infraestructuras Hidráulicas de Abastecimiento y Saneamiento, han supuesto una inversión de 1,4 millones de euros.
Se ha procedido a renovar la red de colectores, ampliando de este modo la capacidad de evacuación de aguas pluviales. También se han ejecutado 8 arquetas de registro de 2×2 metros, instaladas a 4 metros de profundidad, además del arquetón de entrega en el Barranco de Soler, de 4×7 metros en planta y 3 metros de altura, que permite romper la carga de energía que lleva el agua para que entre al cauce sin erosiones. “Ten en cuenta que aquí desemboca el agua de la zona norte, que baja por un tubería de un metro de diámetro con bastante pendiente, por lo que esta infraestructura permite disipar la energía del agua antes de su entrada en el barranco”, ha señalado el edil de Urbanismo, Toni Such. .
En el caso del colector del camí de Coves, el ramal cuenta con una nueva conducción de 240 metros de longitud y 1.000 mm de diámetro, que recoge las aguas procedentes de la avenida del País Valencià y de la plaça Jaume I y las traslada hasta el Barranco de Soler.
Estas nuevas infraestructuras permiten acabar con los problemas de drenaje transversal en la zona, donde se producían acumulaciones de agua de escorrentía en episodios de lluvias fuertes. En este sentido, según ha recalcado Such, “los nuevos colectores han respondido perfectamente durante el último temporal de lluvias del pasado mes de enero”.
Los trabajos han supuesto, además, la ejecución de una rotonda en la intersección entre la avenida del País Valencià y el camí de Coves, destinada a reorganizar el tráfico rodado y dar mayor fluidez a la circulación de vehículos. Paralelamente, se ha remodelado la plaza Jaume I, donde se ha instalado un colector de 500 mm de diámetro. “En la plaza tan sólo faltan pequeñas labores de jardinería, por lo que esperamos la próxima semana poder abrirla de nuevo a la circulación de vehículos”, ha indicado el concejal. Además, se ha aprovechado esta actuación para mejorar la accesibilidad peatonal por lo que, a partir de ahora, no se permitirá el acceso de vehículos desde la calle Federico García Lorca hasta la avenida del País Valencià a través de esta plaza, ya que sólo habrá un sentido de circulación y será ascendente.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario