L’ALFAS.- La nueva rotonda de acceso al municipio se inaugura a finales de mes

“Son totalmente falsas las informaciones vertidas por la portavoz del PP, en las que Maite Huerta cuestiona la legalidad de las obras en marcha de la nueva rotonda de acceso al municipio, desde la carretera nacional 332” según manifestaciones del concejal de urbanismo y medio ambiente del Ayuntamiento de L’Alfàs del Pi, Vicente Soler. Una mentira basada en una mera sanción administrativa de la Confederación Hidrográfica del Júcar, que ni afecta al trazado y como es lógico ya se ha subsanado”.
Según indicó la portavoz popular La nueva rotonda de acceso a L’Alfàs del Pi a través de la carretera N-332, cuyas obras se iniciaron hace más de siete años, podrían volver a paralizarse debido a que la ejecución de la mismas carece de la preceptiva autorización de la Confederación Hidrográfica del Júcar.

El edil Vicente Soler, ha subrayado que si hay algún organismo con capacidad de parar las obras en este caso es el Ministerio de Fomento “y le aseguro a la señora Huerta que contamos con toda la documentación en regla”.
“El grado de desconocimiento de la gestión municipal por parte de la señora Huerta es preocupante” ha declarado a continuación el concejal de urbanismo “y sus pretensiones de alarmar a los promotores de las obras y los ciudadanos y usuarios de la carretera son perversas”.
“La portavoz del PP de L’Alfàs Maite Huerta nada en el barro y se encuentra lo que se encuentra. Nosotros nos movemos en aguas transparentes” ha respondido el concejal de urbanismo y medio ambiente Vicente Soler.
Dicho esto el concejal Soler ha informado que la rotonda se inaugura como estaba previsto a finales de mes o principios de abril.

La nueva rotonda, de 90 metros de diámetro en la zona de Casas Blancas, ofrece mayor seguridad y fluidez circulatoria en los accesos al municipio desde la carretera nacional 332, pero además elimina uno de los escollos que impedía el desarrollo de cuatro Planes Parciales de gran relevancia para el futuro económico y social del casco urbano y de l’Albir: “Finca Roca”, “Finca Angelita”, “Ventorrillo” y “Nuevo Albir”, según ha recordado el concejal. Un expediente iniciado en 2005 que por fin ve la luz. El Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi ha gestionado las cesiones de terrenos y los permisos con las dos administraciones, Central y Autonómica, pero como precisa una vez más Soler se trata de una actuación privada, valorada aproximadamente en 3 millones de euros, cuyo coste ha ido con cargo a los agentes urbanizadores de los cuatro planes parciales. Es importante añadir que se eliminará con su inauguración inminente un punto negro de nuestras carreteras.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario