L’ALFAS.- Los juzgados empiezan a cuestionar las denuncias de la portavoz del PP de alfacino

Un juzgado deja en suspenso la revocación de licencia a un negocio del municipio que habría promovido personalmente la portavoz popular alfasina Maite Huerta. El sinsentido que denunciaban los socialistas alfasinos de la portavoz popular Maite Huerta de intentar cerrar negocios del municipio, podría tener ahora su reflejo en una sentencia que se ha conocido en estas fechas y que pone en entredicho la caducidad de una licencia de actividad que la popular habría promovido de forma vehemente.

Esta sentencia viene a poner “en stand by” la caducidad de una licencia de actividad de un camping de autocaravanas en base a una orden de Consellería, que la popular habría solicitado de forma insistente incluso a través de canales autonómicos y que ahora el juzgado parece cuestionar. El portavoz del equipo de gobierno socialista de L’Alfàs, Toni Such, insiste en que “nadie entiende el porqué de la persecución sin cuartel” de la popular “a varios sectores empresariales del municipio, y mucho menos los empresarios” cuyo enfado con las formas de la popular ya se aireó en los medios semanas atrás.

Such ha vuelto a lamentar que la portavoz popular “en lugar de sumar, resta”, porque “se dedica a intentar contra viento y marea que se caduquen licencias y se cierren negocios sin importarle las consecuencias económicas y personales que tenga, sólo para alardear de que se han cerrado gracias a ella”. Según el portavoz socialista, éste es uno de tantos casos de “acoso y derribo” de la popular
Maite Huerta, que además tiene especial relevancia por tratarse de un sector como el turístico, y en concreto de una oferta desestacionalizada, que supone la generación de
actividad económica estable fuera de las temporadas altas típicas del sector.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario