L´ALFAS.- U.S.A.R-13 dona más de 700 kilos de alimentos al Voluntariado Social del municipio

La asociación humanitaria U.S.A.R-13 ha donado más de 700 kilos de alimentos no perecederos y de otros artículos de higiene personal a la Asociación Voluntariado Social de l’Alfàs del Pi. La entrega ha tenido lugar esta mañana en la sede del voluntariado, acto al que han asistido las ediles de Bienestar Social, Vicenta Baldó, y de Relaciones con Colectivos, Marisa Cortés, además de Laura Riera y Sergio Catalá, miembros de U.S.A.R-13, y las voluntarias Dolores Álvarez, Joanne Wilson, Rosa Cuadrado, María McCarthy, Belén Corredor y Sumaya Cortés.
U.S.A.R-13 organiza, desde 2014, un canicross solidario por la Ruta al Faro de l’Albir, siempre a mediados de diciembre, para dar a conocer esta disciplina deportiva y, al mismo tiempo, colaborar con los que más lo necesitan. En esta ocasión, debido al mal tiempo, el canicross tuvo que ser aplazado hasta en dos ocasiones. Finalmente, desde la organización se optó por suspender el tercer canicross y realizar una campaña de recogida de alimentos en el Pabellón Pau Gasol, entregando a cambio la camiseta conmemorativa del evento. “Para no hacer dos actos el mismo año, hemos optado por suspender este y ya a mediados de diciembre volveremos a convocar una nueva edición del canicross solidario”, ha explicado Omar Suárez, tesorero de la entidad.
Fundada en septiembre de 2013, U.S.A.R-13 es una asociación humanitaria, independiente, privada y sin ánimo de lucro cuya misión consiste, no sólo en realizar labores de búsqueda y rescate de personas, sino también en generar programas sociales que ayuden a mejorar la calidad de vida de los más vulnerables. Los perros son el eje de su labor, ya que intervienen tanto en las labores de búsqueda y rescate, como en los diferentes programas y proyectos sociales.
Desde la Asociación Voluntariado Social de l’Alfàs han querido agradecer el apoyo constante que reciben, tanto de ciudadanos particulares como de instituciones públicas y privadas, asociaciones y colectivos. Creada en enero de 2013, esta entidad funciona gracias al trabajo desinteresado de unas 45 personas, que dedican su tiempo libre a la recogida, clasificación y reparto de ropa y alimentos, así como a la atención de mayores y enfermos. En definitiva, asisten a las personas con riesgo de exclusión social, respetando siempre su privacidad. Por cierto, la asociación está abierta a nuevas incorporaciones. Las personas que estén interesadas pueden dirigirse a la sede del voluntariado, ubicada en la avenida del País Valencià.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario