L’ALFAS.- Una delegación de Covarrubias visitará el municipio para consolidar el hermanamiento entre ambas localidades

El próximo mes de mayo una delegación de Covarrubias visitará l’Alfàs del Pi para ratificar el protocolo de hermanamiento suscrito entre ambas localidades el pasado mes de octubre. Así lo ha anunciado el alcalde, Vicente Arques, tras reunirse con las ediles de Residentes de Otras Nacionalidades, Martine Mertens, y de Seguridad Ciudadana, Genoveva Tent, para coordinar los distintos actos que se organizarán con motivo de esta visita.
La delegación burgalesa, encabezada por el alcalde de Covarrubias, Óscar Izcara, viajará a l’Alfàs del Pi del 15 al 18 de mayo, con lo cual podrán participar en los actos conmemorativos del Día Nacional de Noruega. “Este hermanamiento se sustenta en la relación que ambos municipios mantenemos con la comunidad nórdica y se concretará en un programa cultural y artístico común, cuyas primeras actividades se podrán disfrutar el próximo mes de mayo”, ha explicado el alcalde. En este sentido, se está trabajando en la organización de una exposición para dar a conocer a la ciudadanía de l’Alfàs del Pi la riqueza cultural, histórica y medio ambiental de Covarrubias, así como su artesanía y su gastronomía.
Los contactos entre ambos municipios se iniciaron en 2010 y desde entonces las colaboraciones han sido constantes. La firma del protocolo de hermanamiento tuvo lugar en Covarrubias en octubre de 2016. “Ahora lo que haremos es ratificar la unión entre las dos localidades para empezar a trabajar en un programa de actos que permita intercambiar experiencias no sólo desde el punto de vista cultural y artístico, sino también desde otras áreas como la económica”, ha señalado Arques.
La alianza entre l’Alfàs del Pi y Covarrubias surge a raíz del vínculo que ambos municipios tienen con Noruega. En el caso de la localidad burgalesa, los noruegos sienten un cariño especial por su princesa Kristina, la hija del rey Haakon Haakonsson ‘el viejo’, que en el siglo XIII viajó a España para casarse con Felipe, infante de Castilla y hermano del rey Alfonso X El Sabio. La princesa no pudo soportar vivir tan lejos de su tierra y la melancolía pudo con ella. Sus restos descansan en la Colegiata de San Cosme y San Damián de Covarrubias, que cada año visitan más de un millar de noruegos, muchos de ellos a través del camino de peregrinación de San Olav.
Mientras, en l’Alfàs del Pi reside la segunda colonia de noruegos más grande del mundo. Si bien es cierto que son unos 2.500 los noruegos empadronados, se calcula que viven más de 8.000. Las cifras son contundentes y hablan por si mismas: el Club Noruego Costa Blanca, con más de un millar de socios, celebró en 2015 su 45 aniversario. Pero además, en l’Alfàs del Pi hay dos centros educativos noruegos, tres residencias noruegas para personas mayores, tienen su Iglesia propia en l’Albir y el único Centro de Voluntariado que el Gobierno noruego ha abierto fuera de sus fronteras. Una ciudad que cada 17 de mayo conmemora el Día Nacional de Noruega como si fuera su propia fiesta nacional, celebración que se ha convertido en una jornada singular de convivencia entre ambas culturas.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario