ALTEA.- Al respecto de las obras del TRAM, desde el Ayuntamiento se ha exigido que se cumplan las más estrictas normas de seguridad a todos los niveles y en este sentido se está trabajando

El gobierno local ha respondido con contundencia a la denuncia del PP sobre las molestias causadas por los trabajos que está llevando a cabo Ferrocarriles de la Generalitat Valenciana, FGV, a la altura del puente del río.

Los concejales de Infraestructuras y Urbanismo, Roque Ferrer e Imma Orozco, explicaron que las obras están paradas desde el viernes pasado. “En el mismo momento en que nos llegó la primera queja de los vecinos sobre las molestias de las obras, nos pusimos en contacto con FGV para pedir información y exigir la paralización de los trabajos, hasta que no se tomen todas las medidas adicionales necesarias para minimizar las molestias ”, señalaba Imma Orozco.

El concejal de Infraestructuras, Roque Ferrer, informaba que “los trabajos, que consisten en eyectar arena a presión para decapar el revestimiento de los vanos del viaducto metálico, son la causa del ruido y de la propagación de partículas sólidas a la atmósfera”. Ferrer añadía que ”desde FGV se nos ha confirmado que la paralización de los trabajos se mantendrá hasta que la empresa adjudicataria no implemente mecanismos correctores para recoger y filtrar los residuos inertes generados, de forma que minimice estos efectos”.

Desde el Ayuntamiento de Altea, a través del Departamentos de Urbanismo e Infraestructuras, que son a los que llegaron las quejas se quiere transmitir un mensaje de tranquilidad al vecindario, ”ya que tanto desde el Ayuntamiento como desde FGV estamos vigilantes para que se cumpla la legalidad. Nuestra intención es solucionar esta problemática lo antes posible y, como siempre, desde el Ayuntamiento hemos exigido que se cumplan las más estrictas normas de seguridad a todos los niveles y en este sentido estamos trabajando ”, concluía Orozco.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario