ALTEA.- El Ayuntamiento finaliza la primera fase de las obras de accesibilidad del Conservatorio Municipal

El concejal de Cultura, Diego Zaragozí, ha visitado el fin de las obras del Conservatorio Municipal, que comenzaron a principios del mes de septiembre, con el objetivo de adecuar el edificio para que fuera completamente accesible. Zaragozí ha recordado que las obras de remodelación responden a la necesidad de adecuar el edificio “ya que el domicilio legal del Conservatorio estaba en la Calle Filarmónica y cuando hace dos años se procedió a actualizar la dirección, la Conselleria de Cultura envió una inspección y marcó unas pautas que debía cumplir el edificio, sobre todo para su accesibilidad”.

En este sentido, el edil ha insistido en que “la previsión era terminar estas obras para el 9 de octubre, ya que todo lo que afectaba al interior se acabó antes del 21 de septiembre (para no coincidir con el inicio de las clases); y las obras del exterior las hemos acabado ahora”. Para Zaragozí, “la gran mejora consiste en la mejor comunicación interna de la planta baja del edificio principal; así como la accesibilidad exterior del mismo”.

Asimismo, el concejal ha señalado que “también se han realizado dos aseos accesibles adaptados para minusválidos” y ha añadido que “hemos aprovechado una sala multiusos muy grande que había, para poder tener ahora dos aulas de repaso, con el fin de que los alumnos que tengan horas sueltas, puedan aprovecharlas en el mismo centro”.

Según ha explicado, “estas obras las consideramos como una primera fase, ya que faltaría una segunda fase en el edificio principal, que sería la instalación de un ascensor para tener acceso a la parte superior y una tercera fase para comunicar el edificio de bajo con el principal; estas dos fases esperamos incluirlas en los Presupuestos del año que viene para que estén listas para el curso 2016-2017”.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario