ALTEA.- La directora de Salud Pública de la Marina Baixa se reúne con el alcalde para tratar la situación de restricciones de agua que ha sufrido Altea

La directora de Salud Pública de la Marina Baixa, Inmaculada Clemente, acompañada de varios técnicos, se ha reunido con el alcalde de Altea, Jaume Llinares y con el concejal de Ciclo Hídrico, Roque Ferrer, para tratar la problemática de las restricciones de agua potable que ha sufrido nuestra localidad, junto con otros municipios de la Marina Baixa, debido a la turbidez producida por las lluvias de los pasados meses de diciembre y enero. Durante el encuentro se han valorado diferentes alternativas y soluciones para evitar que se vuelvan a dar casos de restricciones en el futuro.

Jaume Llinares explicaba que hasta ahora estos episodios de turbidez del agua se habían dado periódicamente en Altea, ”pero las exigencias de Salud Pública no eran tan rigurosas y exhaustivas como actualmente”. También ha remarcado que ”la ciudadanía estuvo informada puntualmente de cada análisis del agua referente a nuestra localidad a través de bandos; de la radio, rr.ss y web municipal, y también a través del nuevo servicio informativo de WhatsApp que el Ayuntamiento ha puesto en marcha para casos de emergencia”.

El alcalde hacía referencia al planteamiento de alternativas para que esta situación no se vuelva a dar. ”Durante el encuentro hemos solicitado poder reunirnos con el director general del Agua en Valencia. No queremos que esta situación se vuelva a dar y por eso trasladaremos nuestras propuestas al Consorcio, en la línea de involucrar a todas las administraciones para solucionar el problema de la turbidez del agua”. Entre las soluciones posibles, Llinares planteaba que el filtrado se haga en cabecera, es decir en el mismo pantano, y después que sean los pueblos los que acaben de potabilizar el agua en sus depósitos. Llinares recordaba la nula inversión y la inexistente comunicación que los anteriores gobiernos locales del PP han dedicado a este asunto, dando como resultado la precaria situación actual.

Finalmente, Jaume Llinares agradecía la presencia de Inmaculada Clemente en Altea y su colaboración y destacaba, ”la importancia de unir esfuerzos entre todas las administraciones para encontrar la solución más óptima a esta problemática y evitar que se vuelva a repetir en Altea”.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario