ALTEA.- Vecinos de la Calle Sant Pere piden que se paralicen todas las actuaciones de instalación del mercadillo semanal hasta valorar otras ubicaciones

Actualmente formamos la plataforma más de 50 vecinos y han recogido más de 500 firmas de oposición a su traslado al Paseo Sant Pere y manifiestan su independencia política

Se ha creado una plataforma de vecinos para intentar evitar la instalación del mercadillo en la Calle Sant Pere de la localidad alteana. Con más de 500 firmas recogidas, este colectivo de vecinos, han realizado un comunicado para hacer saber a todo el mundo su posición, tras las noticias que se han publicado en diversos medios de comunicación como el nuestro, estos vecinos ha emitido un comunicado que les ofrecemos literalmente:

PLATAFORMA CIUDADANA CALLE SANT PERE DE ALTEA

ASUNTO: No al Mercadillo en Paseo Sant Pere
En primer lugar manifestar nuestra independencia política, somos vecinos de la Calle Sant Pere, sin ninguna otra intención, preocupados por la conservación y tranquilidad de nuestro entorno.

Actualmente formamos la plataforma más de 50 vecinos y hemos recogido más de 500 firmas de oposición a su traslado al Paseo Sant Pere.

– Dicho esto, nuestro cometido y el sentido de la creación de la plataforma es la oposición a la instalación del mercadillo en el Paseo de Sant Pere, por los siguientes motivos:

Evidentemente, por las molestias que se va a ocasionar a los vecinos de esta calle.

Por los problemas de circulación que esta instalación lleva implícitos. Esta calle es el único vial de titularidad municipal que enlaza el pueblo con la zona de Cap Blanc y el Albir, por lo que su instalación en esta zona incrementaría, aún más, la congestión de la N332.

Escasez de infraestructuras suficientes, como el parking, tanto para residentes como visitantes y para los propios instaladores.

Se hace necesario e imprescindible recordar que la Bahía de Altea es un parque natural protegido y estas instalaciones van a generar inevitablemente suciedad y degradación de la fachada litoral. Consecuentemente las posibilidades de que nuestra playa quede degradada a consecuencia de plásticos, papeles, etc… se incrementan notablemente. La limpieza de esta zona va a resultar mucho más complicada, una barredera no puede pasar por la playa. El mobiliario urbano existente, los jardines, etc…

También es conocido que este tipo de concentraciones tienen la capacidad de generar un efecto llamada para todo tipo de delincuentes, por lo que nos preocupa la delincuencia organizada que se ubicaría en esta zona a consecuencia de su instalación.

Y ya por último, cabe recordar que en el año 2001 ya se trasladó la ubicación del mercadillo por la presión y continúas quejas de los vecinos, por lo que volver a tratar de traer el mercadillo a la Calle Sant Pere es abrir una herida, un conflicto, que ya estaba cerrado.

– En cuanto a las declaraciones de la Edil de Comercio, Anna Alvado, cabe comentar lo siguiente:

Reafirmarnos en nuestra independencia política, no representamos a ningún partido, representamos a los vecinos del Paseo Sant Pere.

Sobre el comentario de que se ha generado una alarma de manera intencionada sobre la posibilidad de instalar el mercadillo de ropa en el paseo de Sant Pere: Efectivamente, los vecinos estamos alarmados de que se esté planteando seriamente la posibilidad de instalar el mercado en esta zona, que ya sufrimos durante 30 años

Y sobre todo matizar el punto en el que dice que “esta alarma ha sido generada por un grupo de vecinos de la zona del Paseo de Sant Pere por informaciones no contrastadas.

Tan solo decir que la información que poseen los vecinos del Paseo Sant Pere es la que la propia Edil de Comercio manifestó en la reunión que tuvo lugar el pasado día 13 de Octubre en el CEAM de Altea, donde, además mostró unos planos elaborados de la zona de ubicación con la distribución de los puestos y comunicó las conversaciones tenidas hasta ahora con Costas y Puertos, llegando incluso a comentar que Costas le había comunicado que no habría ningún problema y que Puertos le pidió que no instalaran puestos en la última línea de acceso a los pantalanes del puerto y que no cerrara el acceso al propio puerto. Eso puede ser que no sean permisos, pero si son negociaciones avanzadas. En la misma reunión, la concejala no supo contestar a preguntas de los vecinos sobre el número de plazas de parking que se iban a eliminar, que volumen de tráfico hay actualmente en la zona y que otras alternativas estaban valorando para la ubicación del mercadillo.

Por todo ello solicitamos:

Que se paralicen todas las actuaciones en la Calle Sant Pere, hasta que el ayuntamiento estudie y valore otras propuestas de ubicación.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario