BENIDORM.- Cerca de 300 alumnos participan en el debate “Hablemos de Drogas”

Agustín Navarro y Cristina Escoda inauguran esta jornada de prevención de drogas organizada por la Obra Social ‘la Caixa’ y celebrada en el IES Bernat de Sarriá

El alcalde de Benidorm, Agustín Navarro, junto a la edil de Bienestar Social, Cristina Escoda, ha inaugurado esta mañana una jornada sobre prevención en el consumo de drogas a través del conocimiento y la ciencia en el Salón de Actos del IES Bernat de Sarriá. El Debate ‘Hablemos de Drogas’, organizado por la Obra Social ‘la Caixa’, ha contado también con la presencia de Arturo Llopis, director de Instituciones de CaixaBank de Alicante y Murcia, Francesc Ventura, subdirector del Área Social de la Fundación de ‘la Caixa’ y Rafael Maldonado, catedrático de Farmacología de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona.

En esta iniciativa, enmarcada dentro del programa Hablemos de Drogas de ‘la Caixa’, han participado 272 estudiantes de Benidorm y sus 19 docentes, pertenecientes a los centros educativos Colegio Nuestra Señora de los Dolores, IES L’Almadrava, IES Mediterrània, IES La Nucia, IES Núm. 3 e IES Bernat de Sarriá.

El alcalde, Agustín Navarro, ha destacado durante su intervención que “la formación y la información es lo más importante en la prevención del consumo de drogas entre los más jóvenes” y así “evitar un problema que perjudica no solo al que consume sino a todo su entorno”.

Durante el debate los adolescentes han expuesto sus dudas en materia de drogas al doctor Rafael Maldonado, catedrático de Farmacología y científico de alto nivel en el campo de la neurobiología de la adicción. De esta manera, los estudiantes, han pasado de ser meros receptores a partícipes activos de un debate realizado desde un punto de vista científico. Se trata de un enfoque pionero liderado por el profesorado de biología que pretende abordar la prevención del consumo de las drogas en los jóvenes desde la ciencia. Esta idea fortalece el mensaje y ayuda a la comprensión y racionalización del problema de las drogas a través de información objetiva y sin moralismos.

Preparación en el aula
Formando parte de las actividades programadas de preparación al debate, tanto estudiantes como profesores, han visitado previamente la exposición ‘Hablemos de Drogas’, que estuvo instalada en Benidorm desde el pasado 17 de septiembre al 18 de octubre. El total de visitantes a la exposición ha sido de 3.748 personas, un 37% de las cuales han sido jóvenes alumnos de secundaria.

Para facilitar el trabajo en clase y la preparación para el encuentro, los profesores han podido contar con el Kit Educativo Hablemos de Drogas. Una realidad que se debe tratar en la escuela, de la Fundación ‘la Caixa’, formado por dos CD’s y un libro que incluye información sobre las drogas, sus consecuencias, cómo tratar el tema con adolescentes y una serie de propuestas de actividades en clase con el fin de fomentar una actitud crítica del alumnado hacia el consumo de drogas.

En las unidades didácticas se ofrecen recursos educativos para trabajar la prevención contra las drogas dentro del currículum educativo de la Educación Secundaria Obligatoria. Una unidad que se divide en tres grandes apartados: cerebro, cuerpo y comportamiento. A partir de aquí profesorado y alumnos han analizado en clase las consecuencias de las sustancias tóxicas sobre el sistema nervioso.

Resultado final: El Debate
¿Es cierto que perdemos neuronas cuando consumimos drogas? ¿Las adicciones son hereditarias? ¿Existe una predisposición genética para el consumo de drogas? Son algunas de las muchas preguntas que los estudiantes han lanzado al doctor Maldonado, quien ha respondido reflexionando y desmintiendo algunos mitos sobre el mundo de las drogas. Las respuestas del profesor Maldonado han puesto de manifiesto hechos tan reveladores como que la adicción a las drogas es una enfermedad y que nunca sabemos cómo va a reaccionar a ellas nuestro cerebro y nuestro cuerpo; que las sustancias tóxicas activan el sistema del placer del cerebro, no sus capacidades; que las relaciones sociales pueden aumentar el riesgo, pero también lo pueden prevenir; y, lo más importante, que los jóvenes podrán tomar decisiones responsables, desarrollando una actitud crítica, a partir de información objetiva y veraz.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario