BENIDORM.- Ensanche Levante reserva 170.000 metros cuadrados para un gran parque inteligente en la ciudad

El nuevo proyecto está diseñado con criterios de sostenibilidad, eficiencia y funcionalidad, contempla la creación de espacios destinados al desarrollo de huertos urbanos

Se dispondrán itinerarios peatonales, de bici y de práctica de deportes, áreas recreativas y espacio para actividades al aire libre

Cuando el plan Ensanche Levante culmine su desarrollo, Benidorm disfrutará de un auténtico pulmón verde de más de 170.000 metros cuadrados, a los que se sumarán los parques y jardines en el interior de las urbanizaciones y hoteles que se construyan, según un proyecto que es fiel a la filosofía característica del modelo urbano de Benidorm, internacionalmente reconocido, y de otro lado, a la nueva política de desarrollo urbano sostenible e inteligente. Los promotores del proyecto consideran que “un territorio inteligente es aquel que se diseña de forma coherente con una estrategia global”, orientada a satisfacer los intereses generales de la ciudadanía, y que adopta actitudes y aptitudes que permiten conseguir dicho objetivo. Algo que se realiza sobre la base de principios como la reducción de inmisiones y emisiones de contaminantes, la reducción del consumo de agua y energía, fomentando su reutilización y el uso de energías renovables, la minimización de la generación de residuos, potenciando su reutilización y reciclaje, el control de la contaminación lumínica y acústica, la reducción de emisiones de CO2 a través del fomento de las energías renovables en el medio urbano, la apuesta decidida por la movilidad sostenible y la adopción de normas de urbanización y construcción de espacios públicos y privados coherentes con dicha política (uso de materiales reciclados y reciclables, de bajo impacto energético, diseño inteligente y bioclimático). Además, el proyecto que ultiman los técnicos también tiene en consideración el uso de sistemas de drenaje urbano sostenible para facilitar la capacidad drenante del suelo y minimizar el sellado de suelo.

LA CIUDAD SE COMPLETA

Con unas zonas de Poniente y Centro con espacios verdes delimitados y conocidos por todos, en la zona de Levante debe ser el desarrollo de Ensanche Levante el que resuelva la dotación de espacios públicos colectivos, “satisfaciendo sus estándares cuantitativos y cualitativos”, señalan los técnicos.
Así, el proyecto de urbanización para el parque urbano y el resto de las zonas verdes será objeto de un proyecto unitario, orientado a obtener su mejor diseño funcional, tomando en consideración criterios de sostenibilidad, eficiencia y funcionalidad. El proceso de participación pública del instrumento de planeamiento se orientará, en una parte específica, a identificar las demandas sociales y otros condicionantes de entorno, con el fin de enriquecer el diseño final de este importante espacio público. En cualquier caso, el proyecto atenderá a criterios específicos y ya señalados, como que las zonas cercanas a los barrios colindantes con el sector se destinarán preferentemente a áreas de juego y esparcimiento. El parque dispondrá de espacios arbolados, que podrán ser discontinuos, a modo de sucesión de pequeñas áreas boscosas, y tendrá un esquema director de itinerarios peatonales, de bici y de práctica de deportes como el running y similares, que podrán tener espacios de encuentro en común como áreas recreativas deportivas para la práctica de deportes y actividades al aire libre. Los itinerarios peatonales y ciclistas plantearán conexiones con el entorno urbano colindante, y se proponen áreas de equipamiento abierto, tipo anfiteatros, gradas, plazas y similar, para la práctica de eventos colectivos de carácter cultural y social. El proyecto contempla la creación de espacios destinados al desarrollo de huertos urbanos con el doble objetivo de fomentar la implicación social y vecinal en el mantenimiento y sostenibilidad del Parque, al tiempo que permita desarrollar esta productiva actividad. El parque dispondrá de hitos paisajísticos y ornamentales, así como de las medidas oportunas para facilitar la accesibilidad y disfrute efectivo de sus instalaciones a las personas de movilidad reducida. La urbanización se realizará con criterios de SDUS (sistema de drenaje urbano sostenible), para favorecer la recuperación de las aguas de lluvia y utilizarlas para el riego y mantenimiento del parque. A tal efecto, se dispondrán, en su caso, lagunas y estanques que harán de balsas reguladoras y, a la vez de espacios paisajísticos. Los accesos al Parque se dispondrán en las inmediaciones de las paradas de transporte público, y el espacio verde dispondrá de zonas de aparcamiento especiales para bicicleta y vehículos de personas como movilidad reducida, y de puntos específicos de control de la fauna silvestre que se integre en el parque.

1 Trackback / Pingback

  1. El parque inteligente de Benidorm de Ensanche Levante, en los medios - Comunicación Alicante

Deja un comentario