BENIDORM.- Se baldea las calles y riega los jardines con agua depurada

Marcet ha explicado que los Lavapiés de Poniente están a la espera de la autorización de Costas para poder ofrecer un suministro con agua marina

Las inversiones de Hidraqua incidirán en la calle de Doctor Orts Llorca para desviar las aguas pluviales al barranco de l’Aigüera

El concejal de Ciclo Hídrico, Pepe Marcet, ha anunciado que el Gobierno local va a aprobar una primera fase de una futura red de abastecimiento de agua regenerada para el riego de parques y jardines y el baldeo de calles, consistente en la creación de 4 puntos de toma distribuidos por diferentes puntos de la ciudad para facilitar el uso más intensivo y general por parte de los servicios municipales, poniéndolos también a disposición de los particulares que lo deseen.

El edil ha indicado que los cuatro puntos “no sólo proporcionarán mayor disponibilidad y cercanía de las tomas, sino que, además, se van a habilitar con bocas de gran capacidad para que puedan llenarse rápidamente los camiones cuba para posteriormente poder regar jardines y baldear calles, además de otros usos que pudieran considerarse en el futuro, calculado que mediante esta medida se podría dejar de consumir entre 25.000 y 30.000 m³ de agua potable al año para estos usos”.

Marcet ha informado de que los cuatro puntos que se han considerado son: el Aparcamiento del Trinquet, la avenida de Comunidad Europea, junto a la rotonda que da acceso al complejo escolar Salt de L’Aigüa, la avenida de Beniardá, junto a la Estación Depuradora de Agua Potable y la avenida de Juan Pablo II, junto a la rotonda de conexión a la N-332, dirección Valencia-Alicante.

El concejal ha señalado que la ejecución de esta fase será inminente y contará con un presupuesto aproximado de 140.000 euros, que contempla las correspondientes acometidas a la conducción de la Comunidad de Regantes, el acondicionamiento de los 4 puntos de toma para que puedan acceder las cubas, el vallado del recinto para evitar usos irresponsables y un control de acceso que permitirá conocer con detalle el destino del agua suministrada. El proyecto se encuentra actualmente en fase de revisión por parte de los técnicos municipales y el edil estima que podría elevarse a la próxima Comisión Informativa o la siguiente para su aprobación.

Desde el propio Ayuntamiento queremos tomar medidas concretas que busquen la eficiencia en la gestión del consumo de agua potable y, por ello, Marcet ha comentado que “llevamos ya más de un año realizando consumos de esta fuente de abastecimiento a modo experimental con resultados óptimos. Concretamente se está utilizando agua regenerada mediante instalaciones de riego por goteo en la rotonda e isletas de la carretera del Albir, junto al Trinquet y en el arbolado vial de la avenida de la Comunidad Europea y, de forma esporádica, se están llenando cubas para riego de jardines en zonas periféricas. En todos los casos, el seguimiento que se ha hecho de los índices de contaminación ha resultado nulo”, ha dicho. Tras dicha comprobación, es cuando, según el edil, se ha decidido iniciar la primera fase de esta futura red de abastecimiento de agua regenerada.

Marcet ha indicado que, “aunque el responsable de la calidad del agua abastecida y su posibilidad para el uso previsto recae sobre la Comunidad de Regantes, la responsabilidad desde el punto de toma hasta el de uso corresponde al usuario, en este caso, al Ayuntamiento de Benidorm, por lo que se ha previsto la implantación de un Plan de Autocontrol de Calidad que permita establecer cualquier disparidad con los valores reglamentarios para estos usos y, para mayor seguridad, vamos a someter todo ello al informe favorable de la Autoridad Sanitaria correspondiente”.

Por último, ha avanzado que ya se está trabajando en la segunda fase de este proyecto, consistente en la acometida directa desde las tomas ahora proyectadas hasta los parques y jardines más próximos, avenida de Juan Pablo II, avenida de Vicente Pérez Devesa, avenida de Adolfo Suarez, avenida de Beniardá, avenida de Municipi, Parque L’Aigüera, futuro Parque Foietes, etc., lo que supondrá un mayor ahorro de agua potable.

Lavapiés de Poniente
Por otro lado, Marcet se ha referido también al problema existente en los Lavapiés de la playa de Poniente que utilizan en la actualidad agua potable. El concejal se ha remontado al año 2011 para explicar la situación actual, ya que, según ha afirmado, “cuando se iniciaron las obras de Prolongación del Paseo de Poniente hasta el Parque de Elche, ejecutadas por la Generalitat Valenciana, dichas obras implicaron la eliminación de la estación de captación de agua marina que suministraba a los lavapiés de la playa de Poniente, desde la playa del Mal Pas hasta la caseta de la Policia Local”. Así, al dejar fuera de servicio la estación de captación por las necesidades propias de las obras, “fue necesario conectar de forma provisional los lavapiés afectados a la red de agua potable para poder mantener el servicio para todos los usuarios de las playas”.

El concejal del Ciclo Hídrico ha afirmado que aunque en el proyecto se incluía la reposición de dicha estación, por diversas causas técnicas y administrativas se decidió excluirlo para que no supusiera un retraso en la ejecución de las obras del paseo. Por su parte, la Agencia Valenciana de Turismo no podía hacer frente a la implantación de una nueva estación de captación en una localización diferente, por lo que tuvo que ser tramitada por el Ayuntamiento de Benidorm.

Para dar suministro a los Lavapiés la ciudad invirtió 34.528,03 euros para localizar el punto óptimo para realizar una captación de agua marina con caudal y calidad adecuados para su uso, que, tras varios sondeos, se ubicó en el Mal Pas. Para conectar el suministro del Mal Pas a la red de los lavapiés, el edil ha informado de que se aprobó una inversión de 101.467,47 euros, sin embargo, Marcet ha explicado que “al estar afectada la ubicación por la Zona de Dominio Público Marítimo-Terrestre, fue necesario tramitar la correspondiente autorización a la Dirección General de Costas, remitiéndose a la misma la solicitud el 21 de febrero de 2014. Un año después, por fin hemos recibido la contestación oficial a dicha solicitud que nos llegó el pasado 6 de marzo de 2015, y ésta ha sido en sentido favorable pero condicionada a una previa tramitación ambiental sin especificar, que deberá resolverse ante la Conselleria de Medio Ambiente”.

Por todo ello, Marcet ha planteado dos opciones, una continuar con el suministro con agua potable sin perjudicar a los turistas de Benidorm, dado que el consumo es “irrisorio”. “El consumo medio es de 50 m³/día, lo que supone menos del 2 por mil del consumo diario del conjunto de toda la ciudad de Benidorm”, ha apuntado. De lo contrario, la otra opción, según Marcet, era “cerrar el servicio, por ello, hemos decidido continuar con su funcionamiento hasta que Costas nos autorice la conexión”.

Inversiones Hidraqua
Por último, el concejal de Ciclo Hídrico ha adelantado que ya se tienen previstas las inversiones que ha de ejecutar la concesionaria del suministro del agua Hidraqua, cuya adjudicación finaliza en el año 2017, y del que quedan por completar 1.294.482,07 euros, de los 17.926.500,00 euros iniciales.

Aunque Marcet ha aclarado que cada una de las inversiones deberá ser aprobada de forma individual cuando estén redactados los proyectos correspondientes, ha adelantado que desde la Concejalía de Ciclo Hídrico se han propuesto diversas inversiones en beneficio de los ciudadanos como el aseguramiento de la calidad del servicio de agua potable en zonas con problemas como la calle de Gijón o la Partida Cabut.

También se contempla, en referencia de aguas residuales, la impermeabilización de los pozos de registro de la avenida del Mediterráneo, por su incidencia en la calzada de esta vía tan importante para la ciudad.

En cuanto aguas pluviales, se considera prioritaria la mejora del drenaje en La Cala, en la calle de Orts Llorca y el Barranco Barceló, donde últimamente se han vivido episodios preocupantes. Marcet ha incidido sobre todo en la canalización de las aguas pluviales que bajan por la calle de Doctor Orts Llorca, las cuales se pretenden desviar por la calle de Esperanto al barranco de l’Aigüera. Dicho proyecto asciende a unos 450.000 euros, según ha indicado el edil.

En cuanto aguas reutilizadas, se ejecutará la Fase II que suponga el suministro directo a los parques y jardines de Benidorm.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario