BENIDORM.- Se inicia las obras de canalización de agua pluvial y potable de la calle de Benisa

El proyecto, que asciende a más de 134.000 euros, solventará los problemas de drenaje que afectan a dos colegios y al centro de salud de La Cala

El Ayuntamiento de Benidorm, a través de la empresa concesionaria Hidraqua, ha iniciado las obras de instalación de infraestructuras para aguas pluviales y agua potable de la calle de Benisa, situada en la zona de La Cala, con el fin de mejorar los problemas de drenaje que presenta y que afectan a dos colegios de la zona y al centro de salud.

Las Concejalías de Escena Urbana y Ciclo del Agua han considerado prioritaria esta obra y así se los han trasladado a la adjudicataria Hidraqua para que ejecute el proyecto dentro del plan de inversiones que ha de realizar la mercantil como contraprestaciones al Ayuntamiento, tal y como obliga el contrato de concesión, y que ascienden a 134.447, 47 euros.

La edil de Escena Urbana, Gema Amor, ha manifestado que “este proyecto da respuesta a una reivindicación de los vecinos y de las Apas de los dos centros educativos y los usuarios del centro de salud, ya que la zona norte del vial está afectada parcialmente por el PAU1-Murtal, todavía pendiente de desarrollo, careciendo por ello de algunos servicios urbanos como una red de drenaje adecuada que provocaba como consecuencia inundaciones en la calzada con cada episodio de lluvia, causando molestias a los ciudadanos”.

El edil del Ciclo del Agua, Pepe Marcet, ha destacado que “se trata de una actuación prioritaria, ya que mejora la seguridad de la población infantil que acude a los colegios El Murtal y La Cala”.

Por su parte, el representante de Hidraqua, Javier Prieto, ha señalado que “dentro del plan de inversiones enmarcado en el contrato de concesión se contemplan resolver los problemas puntuales de agua potable y alcantarillado de la ciudad con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos”.

Los trabajos consistirán en la canalización de las aguas pluviales en la parte norte de la calle de Benisa, que comprende el tramo entre los dos colegios; así como las obras de mallado de la red de agua potable para cumplir con la normativa vigente. El plazo estimado de ejecución es de 5 semanas.

Gema Amor ha indicado que “esta actuación dotará al sector de un mejor servicio y calidad y, asimismo, garantizará el suministro ante posibles incidencias en la red”.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario