BENIDORM.- Se pierde el control del Castillo al bloquear la Generalitat su declaración como Bien de Interés Cultural

El Gobierno denuncia las graves consecuencias que puede tener para las murallas la “desidia” y “pasotismo” de la administración gobernada por el PP

La edil de Patrimonio Histórico del Ayuntamiento de Benidorm, Eva Mayor, ha denunciado la “desidia” y “pasotismo” de la Generalitat Valenciana por no declarar como Bien de Interés Cultural (BIC) dos elementos fundamentales del patrimonio local: el Castillo de Benidorm y el Tossal de La Cala. Un hecho que implica “un perjuicio tanto para el patrimonio histórico de la ciudad como para los intereses de los ciudadanos por la pérdida del control de la zona tras el deslinde realizado por Costas”.

Mayor ha realizado estas manifestaciones en una rueda de prensa en la que ha comparecido acompañada del concejal de Urbanismo, Rubén Martínez. La edil de Patrimonio Histórico ha aclarado que “la declaración de BIC es prioritaria a cualquier otra legislación de Costas”, por lo que “estas zonas hubieran estado exentas del deslinde que ha aplicado el Gobierno central”.

Eva Mayor ha explicado que el pasado 2 de diciembre de 2013 se remitió a Conselleria de Cultura otra solicitud para declarar como BIC el Castillo, puesto que “se ha demostrado la existencia de restos de muralla del siglo XIV y esto implica que debe ostentar el máximo nivel de protección atendiendo al decreto 22 de abril de 1949 y a la Ley de Patrimonio Histórico de 1985”. “La declaración debería de haber sido automática si Conselleria hubiera hecho lo que debía, remitiendo los informes al Ministerio. Estamos perdiendo el acceso a subvenciones y a nuestra historia”.

En la misma fecha, se solicitó el BIC para El Tossal tras encontrar la muralla que delimitaba el ‘castellum’ romano de siglo I a d C en la I Campaña de Excavaciones Arqueológicas realizada por los profesores del Departamento de Arqueología de la Universidad de Alicante.

El edil de Urbanismo también ha incidido en que la legislación de Costas supone graves perjuicios para la ciudad y el patrimonio, y ha recordado que se han presentado alegaciones por parte del Ayuntamiento y los particulares. “Al no llevarse a cabo la declaración de zona BIC, el control de toda la zona de influencia de la zona del Castillo deja de ser del Ayuntamiento y de nuestros técnicos que conocen estos restos arqueológicos que son patrimonio de los ciudadanos de Benidorm y de nuestro país. Ahora serán responsabilidad de unos técnicos del Ministerio de Medio Ambiente que lo van a ver desde un despacho sobre planeamiento en Madrid, y sin tener ningún tipo de miramiento por el patrimonio al no estar calificados como BIC”, ha afirmado.

Martínez ha recordado que “ahora cualquier empresario o vecino que quiera pintar su fachada o cambiar una tubería tendrá que solicitarlo a Madrid”. “Pido que recapaciten y que declaren como Bien de Interés Cultural el Castillo para no perder el control de nuestro patrimonio histórico y de unos restos arqueológicos avalados por la UA”, ha sentenciado.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario